Macrosad, más de 19.000 servicios a personas dependientes durante los diez años de la Ley de Dependencia

La comunidad andaluza registra el mayor número de solicitudes y ayudas a personas dependientes de España.

741
Andalucía al Día, actividad-de-mayores-y-ninos-de-macrosad

Cuando se cumplen 10 años de la aprobación de la ‘Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia’, la cooperativa andaluza de cuidados a personas, Macrosad, ha hecho balance de su actividad durante esta década desarrollando más de 19.000 servicios a personas dependientes entre 2007 y 2016, periodo en el que ha estado activa la Ley, a través de las corporaciones locales y de la Administración autonómica.

Solo en 2016, Macrosad ha atendido a más de 3.800 personas usuarias de ayuda a domicilio, uno de sus principales servicios. Además, la empresa andaluza gestiona actualmente 12 Centros de Día y 4 Residencias, que ofertan un total de 665 plazas, y también 12 Escuelas Infantiles con una oferta de 1.000 plazas mediante entes locales.
Esto supone que, en la actualidad, Macrosad pueda contar con un amplio equipo humano compuesto por más de 1.500 trabajadores, frente a los 59 profesionales que conformaban su plantilla en 2007.

Programas de éxito de Macrosad

Durante estos diez años, Macrosad ha jugado un papel relevante como agente innovador en el marco de la prevención de la dependencia. En este sentido, cabe reseñar su participación en distintos proyectos precursores dentro del sector, como el de Agente de Entrenamiento Preventivo (AEP), financiado por La Caixa y desarrollado por la Fundación Ageing Lab. Se trata de una iniciativa piloto basada en la formación a auxiliares de ayuda a domicilio en materia de accesibilidad universal para mejorar su capacitación e identificar las deficiencias de accesibilidad. Los participantes directos han sido 45 personas, entre auxiliares del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) y usuarios, y se ha obtenido un impacto indirecto de 94 familiares. En el proceso de diagnóstico se detectaron 90 problemáticas, de las que el 66% están vinculadas a actividades instrumentales y un 34% a acciones básicas de la vida diaria.

También es destacable el papel ejercido por Macrosad en el proyecto pionero ‘Unidad de Rehabilitación Funcional en Residencia y Centro de Día para Mayores tras Alta Hospitalaria: Abordaje Social y Sanitario’. Esta iniciativa fue aplicada con éxito en el municipio jiennense de Peal de Becerro con personas mayores que no recuperaban su autonomía tras el alta hospitalaria. El objetivo ha sido buscar su máxima recuperación funcional para que vuelvan a desarrollar su vida normal tras una rehabilitación. La iniciativa ha contado con un total de 76 personas atendidas, que fueron derivadas desde el Hospital de Úbeda. Estos usuarios, con 45 días de estancia media de recuperación, lograron resultados positivos, incluso aquellos mayores de 90 años. Como dato destacable, este proyecto alcanzó una evolución favorable en el 85,71% de las personas intervenidas que habían sufrido un accidente cerebrovascular y en el 100% de aquellos con fracturas de hombro, húmero, muñeca, radio, tibia y peroné.

Además, la Residencia El Ronquillo de Macrosad, ubicada en la provincia de Sevilla, ha sido distinguida con la Bandera de Andalucía por su modelo de gestión innovador, un sistema que permite a los 30 mayores residentes disfrutar de una extensión de su hogar, sin rigidez de horarios ni normas estrictas. Este Centro ha sido reconocido como ejemplo de bienestar con una fórmula encaminada hacia el futuro.

Ley de Servicios Sociales de Andalucía

Mañana miércoles 14 de diciembre, además de cumplirse diez años desde que se estableció la conocida como ‘Ley de Dependencia’, se abordará también en el Parlamento de Andalucía el debate final sobre la Ley de Servicios Sociales, aún en tramitación parlamentaria. Se trata de una normativa, que sustituirá a la vigente desde 1988, cuyo objetivo es la protección de las personas que se encuentran en situación vulnerable en Andalucía, introduciendo novedades como la ampliación de derechos, el establecimiento de un catálogo de prestaciones básicas garantizadas o la creación de la Historia Social y de la Tarjeta Social Digital para cada persona.

En la puesta en marcha de esta Ley han participado distintas organizaciones y agentes económicos y sociales andaluces, que han aportado una serie de soluciones y propuestas. Un papel relevante en el desarrollo de este texto ha sido el de la Economía Social, desde donde Macrosad ha planteado un paquete de medidas de innovación social dirigido a garantizar la vida digna y el bienestar de los ciudadanos andaluces.