Mago de Oz estará mañana en el Zaidín Rock: Sus 5 mejores canciones.

946
Mago de oz, oficial

Mañana tocarán en el Zaidín Rock los Mago de Oz, uno de los grupos que marcaron la infancia rockera de muchos de los que hoy seguimos apostando por la música del género. En este post, repasamos subjetivamente la historia del grupo madrileño y dejamos nuestras cinco canciones favoritas.

Una lista muy ambigua en Spotify decía estar hecha de rock y cerveza. Yo estaba cocinando, como se dice en Galicia, malo sería. Entre ellas, “El lago”, de Mago de Oz (“De nuevo solos tú y yo/ el lago y una canción/ echo de menos oír tu voz/ una estrella te eclipsó). Ya ni me acordaba. Es una de las canciones que recopilaron en Folktergeist, uno de los discos que más he escuchado en mi vida, durante primero o segundo de la ESO gasté el equipo de música con este disco, Gaia y Finisterra.

Cuando salió Gaia, en 2003, el single “La costa del silencio” estuvo en la lista de los Cuarenta Principales. Lo piensa uno ahora y se echa a temblar, hace catorce años, un rupo de heavy metal (criticable, claro está) sonaba por la radio. Una de las cosas que recuerdo con más cariño es bajar a la piscina con el disco recién comprado y comentarlo con mi amigo Carlos. Ambos habíamos pasado el verano escuchando Finisterra, el mítico álbum en el que estaba incluida la mitiquísima Fiesta Pagana. “Ponte en pie/ alza el puño y ven/ a la fiesta pagana/ en la hoguera hay de beber”. Fiesta Pagana es una canción irreemplazable en las verbenas de los pueblos. Se la saben hasta los derechones.

Estos discos que he nombrado son una de las razones por las que hoy escucho rock and roll. Y sospecho que, como yo, hay muchísima gente, tanto en España como en Latinoamérica. Las listas de Spotify son un poco cutres, pero, de vez en cuando, te traen unos recuerdos imperdibles.

No hay nada después de Finisterra, espero que si me leen sepan aceptar la crítica.

5. Réquiem, (La leyenda de la mancha, 1998)

Esta epístola me parece oscura y gritona. Es decir, buenísima.

 

4. El lago (Mago de oz, 1994)

Pues lo dicho, de su primer álbum. Lo que antes se llama rock melódico, con ese toquecillo celta, que qué sé yo. Supongo que el toquecillo se llevaba en los 90.

3. El que quiera entender que entienda. (Finisterra, 2000)

Aunque sólo sea porque a muchos nos empezó a levantar conciencia libertaria por el colectivo LGTBI, esta canción tenía que estar.

2. Fiesta pagana (Finisterra, 2000)

No se puede decir más que lo dicho anteriormente, es mitiquísima.

1. Molinos de viento (La leyenda de la Mancha, 1998)

Diecinueve años después, sigue siendo una canción inapelable.

“Bebe, canta, sueña
siente que el viento ha sido hecho para ti.
Vive, escucha y habla
usando para eso el corazón.
Siente que la lluvia besa tu cara
cuando haces el amor.
Grita con el alma, grita tan alto
que de tu vida tú seas, amigo, el único actor”.