Médicos del Mundo apoyará al hospital Gregorio Marañón en el control de la epidemia

150

Médicos del Mundo comienza una intervención de apoyo al sistema nacional de salud gestionando un espacio adicional con una capacidad inicial para 150 personas junto al hospital Gregorio Marañón de Madrid. Se trata de una zona para pacientes leves con Covid19, que serán atendidos aquí en espera del recurso hospitalario que precisen. En el espacio se habilitará una carpa que será instalada lo antes posible y su capacidad podrá ser ampliada en función de las necesidades.

La organización aporta un equipo experto de 15 personas que ha empezado ya a trabajar codo a codo con el personal del hospital en todo lo relacionado con los protocolos de prevención y control de infecciones, conocidos como IPC. Además de organizar la atención en las nuevas plazas, Médicos del Mundo colaborará con los Servicios de Salud Laboral y Medicina Preventiva para mejorar los protocolos de prevención en las áreas de hospitalización del Marañón.

El objetivo fundamental es reducir los contagios en entornos hospitalarios y proteger la salud de los profesionales sanitarios, de los que se han infectado ya cerca de 6.000 en todo el país. Del total de personas afectadas, casi un 15% corresponde a personal sanitario, lo que está mermando gravemente la capacidad de atención del sistema.

“Somos una de las pocas organizaciones que trabajamos tanto en España como en países empobrecidos desde hace 30 años. En nuestro país nos hemos enfocado siempre en los colectivos más vulnerables, pero ahora todos somos vulnerables. En especial el personal sanitario, que está sometido a un alto riesgo de contagio y a un estrés y una presión asistencial inimaginables”, declara José Félix Hoyo, médico de urgencias y presidente de Médicos del Mundo España.

Madrid es la comunidad más afectada por la epidemia. Más de 17.000 de los 56.000 casos registrados en España hasta ahora se han localizado en Madrid.

La organización se puso a disposición del Gobierno para colaborar en la lucha contra la epidemia en España el pasado 13 de marzo, en cuanto empezó a comprobarse la magnitud del desafío al que iba a enfrentarse el país.

Hasta el momento de recibir el encargo de apoyo al Gregorio Marañón, nos hemos centrado en atender a la población más frágil ante esta crisis, porque ya lo eran antes de la emergencia. Se trata de personas sin hogar o que viven en asentamientos informales o infraviviendas, usuarias de drogas, mujeres en situación de prostitución y migrantes sin tarjeta sanitaria. También hemos ofrecido apoyo y consejos relacionados con la salud mental y difundido las medidas de prevención del coronavirus allí donde la información oficial no llega.

La ONG médico humanitaria es especialista en emergencias, entre otras áreas de acción, y ha trabajado en epidemias de ébola, cólera o fiebre amarilla, en contextos difíciles como Sierra Leona, República Democrática del Congo, Haití o Angola, y por supuesto, en todo lo relacionado con VIH tanto en España como en otros países.