El Museo Arqueológico ofrece mañana una conferencia sobre el callejero de Córdoba entre Roma y el Islam

459
Andalucía al Día, entre Roma y el Islam

El Museo Arqueológico ofrece mañana, a las 19.00 horas, una conferencia sobre el callejero de Córdoba entre Roma y el Islam, a cargo de Manuel D. Ruiz Bueno, licenciado en Historia por la Universidad de Córdoba, que está trabajando en su Tesis Doctoral sobre las transformaciones topográficas en el espacio intramuros de Córdoba entre los siglos II y VII d.C.

El delegado de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Alcalde, ha señalado que con esta actividad “mostramos desde el Museo los avances y los nuevos resultados de investigaciones, poniendo a disposición del público general nuevas interpretaciones sobre la base de los últimos hallazgos arqueológicos o las más recientes investigaciones”. La conferencia cuenta con la colaboración de la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico.

Casco histórico de Córdoba

Uno de los rasgos más característicos del casco histórico de Córdoba es su plano irregular, donde abundan las calles estrechas, tortuosas y sin salida. Frente a la extendida visión que sitúa este entramado con origen en época andalusí, la documentación arqueológica refleja que se trata de un proceso de larga duración que comenzó tras la fundación de la Corduba romana, pero que se intensificó a partir de los siglos II-III d.C. y que llega hasta el VII.

La investigación arqueológica puede demostrar cómo el origen de algunas vías tan actuales como la calle Concepción pueden remontarse a esa época. Lo mismo ocurre con otras vías principales romanas que hoy pervi-ven, como la actual calle Osario, Jesús y María o Ángel de Saavedra. Su recorrido comenzó a transformarse casi veinte siglos atrás.

Desde esa época tan temprana son comunes fenómenos tan variados, como la invasión parcial o total de determinadas calles, el cambio de recorrido de algunos ejes viarios o la creación de otras nuevas, la paulatina inutilización del sistema de alcantarillado, o el recrecimiento de las superficies de tránsito. Una dinámica que no será exclusiva de Córdoba, sino que en diferentes momentos e intensidades también tendrá lugar en el resto de ciudades hispanorromanas.