‘My Beautiful Baghdad’, un reflejo de los tabúes del mundo árabe

182
'My Beautiful Baghdad'. Photo: Martin Valentin Menke

Con sensibilidad, y desde sus propias vivencias, Samir, el director del multipremiado documental Iraqi Odyssey, expone los tres grandes tabúes del mundo musulmán en My Beautiful Baghdad: el manejo de la homosexualidad, el papel de la mujer en la cultura árabe y las diferentes formas de profesar la religión. Tabúes representados por un grupo de exiliados iraquíes en un pequeño café de Londres, donde cada día encuentran su refugio, su familia: ellos son Muhanad, Amal y Taufiq.

«La película trata sobre cómo los personajes viven con contradicciones internas y externas y cómo deben soportarlas -reconoce Samir-. Y eso, por supuesto, no es un tema exclusivamente árabe, ¡sino absolutamente universal!».

Las contradicciones reflejadas en la película, también las vivió el director a la hora de reunir a su casting, un equipo de actores iraquíes que han interpretado, pero también sentido cada frase del guion. Samir les estuvo buscando durante dos años.

A pesar de estar ya lejos de su querido Baghdad, los prejuicios y el racismo están presentes, inevitablemente en la vida de sus protagonistas… A Muhanad, asiduo de este café, a estos peligros se le suma el rechazo de incluso quienes considera aliados en tierra lejana… y el miedo. «A pesar de la gran cantidad de elenco entre los actores jóvenes de Bagdad, no pudimos encontrar un actor que estuviera dispuesto a interpretar a Muhanad, un homosexual, lamenta el director.

Zahraa Ghandour, que interpreta a Amal, casi abandona el proyecto tres semanas antes de iniciarlo. Para ella, periodista en Beirut y conocida en Bagdad como una feminista activa, meterse en la piel de Amal era arriesgado. «El papel y la posición de la mujer sigue siendo precario hoy, incluso en los círculos progresistas de Irak», asegura Samir.

Y encontrar a Haytham Abdulrazak, que interpreta a Taufiq, «fue un golpe de suerte», recuerda el cineasta. Él es profesor en la academia de arte dramático de Bagdad y es una estrella en Irak. Dice Samir que encontró la inspiración de este personaje, «el viejo comunista», dentro su propia familia, «a pesar de ser un ateo convencido, conocía el Corán a la perfección, porque tenía que contraatacar la intransigencia con sus propias armas».

Esta es la situación en el siglo XXI. Pero mirando a otros tiempos, haciendo un guiño a los momentos más esplendorosos de su cultura, Samir ha llamado a su café londinense ‘Abu Nawas’: uno de los grandes poetas clásicos árabes, que vivió hace 1300 años y escribió algunas de las obras más hermosas sobre el amor homosexual.

Sinopsis

“Abu Nawas” es un acogedor café del centro de Londres. Popular punto de encuentro para los exiliados iraquíes donde comparten su anhelo de libertad y su deseo de dejar atrás su pasado en Baghdad. Varias formas de vida, tradicional y moderna, atea y musulmana, chocan entre sí dando lugar a una serie de acontecimientos que cambiarán por completo la vida de muchas personas.

Sobre la película

My Beutiful Baghdad llega a España el próximo 29 de diciembre de la mano de Surtsey Films. La película se presentó en el Festival de Cine de Locarno, conquistando a crítica y público. Ha sido una de las producciones más reconocidas del cine suizo: ganadora del Premio a la Mejor Película en el El Festival de Cine de Solothurn, tres nominaciones y un premio, a Mejor Montaje, en el Swiss Film Prize. También, fuera de sus fronteras, ha recibido el premio a la Mejor Película en el Washington D.C. International Film Festival, y ha estado nominada en el Festival Internacional de Cine de El Cairo.

El director: Samir

Nacido en 1955 en Baghdad, Irak. Emigró con su familia a Suiza en los años 60. Después de estudiar en la Escuela de Artes de Zúrich, aprendió el oficio de tipógrafo.

A finales de los 70, comenzó a formarse como camarógrafo. Participó como activista del movimiento juvenil radical a principios de los 80 en Zúrich. Sus primeros trabajos como autor y director autónomo fueron en 1982.

A día de hoy Samir es conocido por su ficción única, documental y experimental, películas cuyo carácter innovador han llamado la atención en diversos festivales ganando numerosos premios. Su trabajo hasta el día de hoy abarca más de 40 cortometrajes y largometrajes para cine y televisión. En los 90 también trabajó como director de emisoras nacionales e internacionales.

En 1994 se hizo cargo de Dschoint Ventschr Filmproduktion junto con el cineasta Werner Schweizer y la productora Karin Koch. Con sede en Zúrich, construyen juntos nuevos proyectos cinematográficos de calidad suizos.

Además de sus propios proyectos como productor y director independiente, dirige habitualmente obras de teatro y obras en el ámbito de las artes visuales.