“No es sano”, campaña viral para exigir el acceso universal a los medicamentos

En 2014 en España, 2.4 millones de ciudadanos tuvieron que interrumpir al menos uno de sus tratamientos a causa del precio de los medicamentos

307
Andalucía al Día, No es Sano
Evento de presentación "No es sano"

Un local en la calle Ayala de Madrid, un perfil en twitter (@ClubMedicamento), una web www.clubpremiumdelmedicamento.com y un vídeo protagonizado por Arantxa de Benito irrumpieron el pasado miércoles 28 de octubre incomodando a quien lo veía. Un Club Premium del Medicamento que se anunciaba como la solución, previo pago de una cuota “al alcance de unos pocos”, al actual problema de acceso a medicamentos para tratamientos de enfermedades como la hepatitis C o el cáncer. La indignación ciudadana no se hizo esperar: fotografías del local se difundieron por las redes sociales, el vídeo no dejó de reproducirse y el público, incrédulo, se preguntaba si este negocio era real. El hashtag #EnfermedadesPijas que acompañaba sus mensajes de disconformidad en twitter, se convirtió en trending topic en menos de media hora tras su lanzamiento.

En el vídeo de campaña, Arantxa de Benito, madrina de este Club Premium del Medicamento, sonríe orgullosa porque ella sí puede permitirse pagar esta cuota que garantiza su salud y la de los suyos. “Da igual que no haya suficientes medicinas para todos, que sean muy caras o que tengan lista de espera, con el Club a mí no me faltan. Y es que cuando hablamos de medicamentos para salvar tu vida, ¿qué más da el precio? ¿verdad?” indica Arantxa.

Hoy un vídeo de la misma protagonista desvela todo: si el modelo de innovación de fármacos no cambia, seremos testigos de situaciones tan extremas como la representada por el Club Premium del Medicamento.

Detrás del Club Premium se encuentra “No Es Sano”, una alianza de más de una decena de organizaciones de diferentes ámbitos que trabaja para conseguir el compromiso de los partidos políticos por una reforma del actual sistema de innovación de fármacos que asegure el acceso de la ciudadanía a los medicamentos que necesita a un precio asequible, como parte indispensable del derecho a la salud.

En los últimos años pacientes y sistemas públicos de salud de países desarrollados sufren para pagar facturas de cientos de miles de euros por nuevos medicamentos para la hepatitis C o el cáncer. En 2014 en España, 2.4 millones de enfermos tuvieron que interrumpir al menos uno de sus tratamientos a causa del precio de los medicamentos. Mientras, en el mundo, existen todavía enfermedades que afectan a miles de millones de personas, ignoradas por la industria por falta de perspectivas de beneficio, dejando a los afectados con ninguna o pocas opciones terapéuticas.

La campaña No Es Sano, en el contexto de las próximas elecciones generales, busca conseguir el compromiso de los partidos políticos por un cambio en el modelo de innovación de medicamentos a través de la incorporación de medidas concretas en sus programas electorales. Y a la vez, promover un debate público y político informado sobre los problemas del sistema actual de I+D e innovación médica, y su impacto en el acceso a los medicamentos y en la sostenibilidad de los sistemas públicos de salud.

No es Sano es una campaña coral promovida por Salud por Derecho, Médicos del Mundo, Organización Médica Colegial, OCU, SESPAS, CECU y No Gracias, y que cuenta con el apoyo de ISGlobal y Oxfam Intermón. Puedes leer su manifiesto en la web www.noessano.org