OCU advierte del alto riesgo de la inversión en criptomonedas

218

Al tradicional grupo de especuladores y de fondos provenientes de la economía sumergida y de actividades delictivas que aprovechan el anonimato que proporcionan las criptomonedas para lavar su dinero, se han sumado estos últimos meses todo tipo de inversores particulares animados por la extraordinaria rentabilidad de este producto. Incluso la conocida compañía de servicios financieros JP Morgan ha dado su respaldo al bitcoin al calificarlo como el futuro sustituto del oro como valor refugio.

Y lo cierto es que, desde finales de noviembre, el bitcoin, la criptomoneda más popular y conocida, ha multiplicado por cuatro su valor, pasando de 10.000 a casi 40.000 euros por unidad. Un récord histórico que puede animar a nuevos inversores poco experimentados a subirse a la ola. Pero la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte del alto riesgo de una inversión de este tipo. Primero, porque se trata de monedas virtuales que no cuentan con ningún tipo de respaldo ni regulación. Y segundo, porque las subidas son producto de la especulación; y, por lo tanto, igual que han experimentado increíbles subidas, su valor podría bajar rápidamente.

OCU recuerda que no hace tanto, en 2017, al poco de alcanzar su anterior máximo histórico, su valor cayó un 80% en los siguientes doce meses, pasando entonces de valer 20.000 a 3.000 dólares por unidad. Por ello, a ojos de la organización, incluso aquellos inversores atraídos por inversiones con picante harían bien en evitar las criptomonedas. En el contexto de incertidumbre actual es preferible una estrategia de inversión equilibrada, que combine renta fija y variable en función del riesgo que se desee asumir, pero en ningún caso en bitcoins o productos similares.