Ocupación de la calzada de la avenida Juan XXIII por las obras de integración urbana del metro de Málaga

427
Andalucía al Día, desvio metro Málaga

La Consejería de Fomento y Vivienda ha iniciado hoy la ocupación de la calzada de la avenida Juan XXIII con motivo de las obras de reintegración urbana que se están llevando a cabo como actuación compensatoria por las obras del metro de Málaga. De esta forma, se reduce la capacidad de la avenida de dos carriles a solo uno para cada sentido, que será balizado y señalizado convenientemente.

La Consejería de Fomento y Vivienda, en colaboración con el área de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga, informa del desvío alternativo para el tráfico por un eje paralelo norte – sur que conforman las calles del Alcalde Díaz Zafra, Ceramistas y Sillita de la Reina.

Esta situación, que durará tres meses y medio, es una primera fase de una actuación integral en la avenida Juan XXIII que supone una inversión de un millón de euros. La empresa adjudicataria de las obras es la Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por Ogensa (Obras Generales del Norte) y Excavaciones Verosa y tiene un plazo total de siete meses y medio.

Las actuaciones de integración urbana en la Avenida Juan XXIII tienen como finalidad garantizar la permeabilidad del tráfico rodado en esta vía, una vez se culminó la infraestructura del metro. En concreto, la principal intervención consiste en eliminar una rasante acentuada en la calzada de dicha vía, como consecuencia del solapamiento entre las obras de integración del ferrocarril para la llegada del AVE, acometidas por el Ministerio de Fomento, y el inicio de las obras del suburbano en esta zona en 2009.

La ejecución material de estos trabajos incluye también las actuaciones necesarias en materia de desvíos provisionales de tráfico y de servicios afectados (redes urbanas de saneamiento y suministro) previas a la ejecución de la obra, además de las soluciones de urbanización de las calles, avenidas y espacios públicos afectados por esta intervención. Todos estos elementos fueron consensuados, previamente, entre la Agencia de Obra Pública y el Ayuntamiento de Málaga, incluyendo los acabados, jardinería y ordenación del tráfico rodado.