Partiendo otra lanza más

717

Así es como me siento escribiendo este artículo. Y no me importa, partiré todas las lanzas que tenga hasta que solo me queden astillas. Y seguiré atacando con ellas.

Voy a decirlo una vez y solo una vez: si estás de acuerdo con el día del Orgullo LGBT no puedes decir seguido eso de “pero…”. Ni pero ni leches. O te la pinfla o no, pero que sepas que en el segundo caso eres un homófobo en potencia, curioso, curioso. Y los cuentos y justificaciones a tu abuela, que te lo permite todo.

Explico: ver gente queriéndose por la calle es maravilloso. Es el mejor lado que tenemos las personas. Y debe de dar igual entre quien se dé la situación, pues el amor en sí es un sentimiento superior a cualquier tontería que tengamos en la cabeza. Es lo que nos hace ser mejores personas, saca a relucir lo mejor de nosotros y es totalmente irrelevante entre qué género se de.

He visto de todo estas semanas. De todo y todo mierda pastosa, de la que te hace alejarte tapándote la nariz. Que si tonterías de que no ponen el Belén en Navidad (cristianos de España, vuestro Dios es el primero que propugna el amor y eso) o el sagaz argumento de que no hay día del orgullo hetero. Sí, espera, que voy a estar orgulloso de que nadie me haya tocado las narices durante toda mi vida por acostarme con quien socialmente se ve bien…¿Hola? Llama la cordura. Pregunta por si los pies siguen en la tierra o si trae mas polos Lacoste y copitas para el Miura.

Observando las redes sociales me llevo un disgusto enorme al ver que los comentarios mas estúpidos y duros son de gente de 40-60 años. Típica Pilar, 52 años. De foto de portada su equipo de fútbol (o el de su marido más bien) y una foto de sus nietos de perfil. Escenas de venta de carretera cutre y alguna imagen de una Virgen con un mensaje no muy bien escrito sobre la honradez. Lo peor no es que España esté envejecida: lo peor es que sea vieja, rancia e impertinente.

Luego empiezas a desmontar el resto de argumentos. Que si es una fiesta promiscua…pero los condones usados que aparecen en el Rocío todos los años crecen de los árboles, claro. Que si no representa a todos…y en mi Sevilla, aparte de chuparnos una Semana Santa intocable, te cruzas una Cruz de Mayo o un ensayo de banda a toda leche casi semanalmente durante todo el año. Falacia tras falacia, y un montón de gente con cara extraña y cerebro pequeño echando espuma por la boca por fastidiar. Cosa que por cierto, les hace feliz. Le da marcha a la vida mediocre y tal.

Lo diré por última vez: soy un chico heterosexual de (casi) 25 años. He tenido mucha suerte a lo largo de mi vida, mujeres preciosas e increíbles me han dado momentos que ni me merecía. Y nunca, NUNCA, me molestará ver a dos chicos/as besándose o abrazándose. Y si sientes la necesidad de apartar la mirada, si sientes algo de asco, debes de acudir a un psicólogo porque tienes un problema serio de tolerancia. Eres homófobo y no lo digas con la boca chica, que encima quedas de barato. Y por cierto, eres menos hombre que ellos. Un hombre de verdad vive su vida sin pensar en el “qué dirán” y sin joder a los demás porque sí. Ellos se lo han aplicado, aquel que los mira con mala cara no.

Philadelphia es una pelicula que deberia de ponerse en la secundaria a todos los chavales. Examen incluido, visto lo visto. Por que cada año se evidencia más que los Neandertales no se extinguieron, evolucionaron al Homo Cuñadensis entre barras de tasca y plazas de toros.