Preguntas sobre lentejas y garbanzos

¿Se han preguntado el hambre que tendría que tener la primera persona que probó una lenteja?

900
Garbanzos. Lentejas.... Menos mal que existen chorizo y morcilla. EP

Reflexiono sobre el hambre que tendría que tener la primera persona que se comió unas lentejas. Ustedes imagínense el percal, vayan buscando una por una, júntenlas en alguna aparte, cojan un puñado y coman. No hay forma. Pues imagínense el hambre que tendría la persona que mirase aquel puñado, con la cara que pondría, pensando: “de alguna forma esto tiene que ser comible”.

Pues cuando fueron comestibles esa misma persona dijo: Esto tiene que estar mejor de alguna manera.

Y ahí sigue el mundo pensando que las lentejas tienen que estar buenas de alguna manera. Ya tenemos: lentejas solas, lentejas con arroz, lentejas con chorizo, lentejas a la sal, lentejas con tocino, lentejas en puré, puré en lentejas…

¿No le extraña a nadie que cuando se pone un plato de lentejas por delante y se prueba el chorizo, todo el mundo dice lo bueno que está el chorizo y obvian el sabor estrepitosamente mejorable de las lentejas?

¿A qué está jugando la humanidad? ¿Por qué este vano intento de querer demostrarse así misma que las lentejas y sus primos hermanos los garbanzos tiene buen sabor? ¿Ustedes no se han dado cuenta de que si se inventó la pringá es, precisamente, para tener un consuelo después de comer garbanzos?

-Toma, un plato de garbanzos.
-Muy rica la pringá.

Pues así toda la vida. Ruégole a la humanidad que deje de querer innovar con garbanzos, lentejas y demás cosas a las que poner chorizo, marisco, tocino o cualquier cosa que tenga gracia.

…A ver si va a ser porque las lentejas y los garbanzos son los frutos más baratos que tiene la tierra y por eso la comunidad esclava, la campesina, la precaria y la obrera han tenido que hacerse a la idea de que, o eso, o nada. Y de ahí tanto esfuerzo por hacer que esa piedra blanda, esa venganza de la tierra en forma de planta, tuviera que estar aunque sea medio regular.

Si esperaban un texto feminista, tengan por seguro que estoy ahí, lo que sucede es que hará unos meses comprendí que es mejor que, para leer feminismo, lo lean de mujeres. Mi sitio, en este caso, tengo por seguro que está (como muy adelante) en la segunda fila. Cuando me pregunten, después de escuchar, responderé; hasta entonces, pregúntenles a las protagonistas. Les recomiendo a Federicci y a Beauvoir.

Feliz día de la mujer.