El primer mercadillo nocturno de Málaga vuelve en octubre a La Térmica

881
Andalucía al Día, rastro-cultural-malaga

El Rastro Cultural de La Térmica volverá en su nueva temporada los primeros viernes de cada mes como el primer mercadillo nocturno de la capital. Así, las próximas ediciones serán los días 7 de octubre, 4 de noviembre y 2 de diciembre.

Más de 4.000 personas han pasado por esta iniciativa de la Diputación, que comenzó el pasado mes de octubre y desde entonces no ha dejado de crecer, contando con la presencia de músicos y bailarines de diversas disciplinas y de novedosas propuestas gastronómicas que participarán en las distintas ediciones.

Además, ya se ha abierto una nueva convocatoria de estands donde los interesados pueden inscribirse para la nueva temporada. La categorías son muy diversas: moda actual, creaciones contemporáneas, arte emergente, ilustración y escultura, libros y revistas, decoración e interiorismo, objetos culturales de distintas procedencias y etnias, cómics y tebeos, instrumentos, videojuegos, particularidades de los años 70, 80 y 90, reproducciones en miniatura, postales, fotografías y letreros, juguetes vintage, etcétera.

Los interesados en participar deben completar la inscripción con una descripción de su colección e imágenes de la misma en el formulario facilitado en la página web de La Térmica. Después de la fecha límite, el 15 de septiembre, se realizará una selección y se comunicará a los seleccionados con 20 días de antelación.

Rastro cultural

Desde noviembre de 2014, cada primer domingo de mes, La Térmica ha venido celebrando este Rastro Cultural en sus instalaciones. Más de 30 estands han ofrecido sus colecciones de objetos culturales: ropa vintage, cámaras de fotos, afiches de cine, libros, videojuegos, vinilos y un sinfín de colecciones de particulares que conforman el primer rastro de Málaga y la provincia de índole exclusivamente cultural.

La era digital que se vive actualmente no es rival para los formatos físicos de consumo más cercanos a la cultura; de hecho, es posible observar en distintos tipos de mercadillos cómo objetos de valor cultural de décadas pasadas están revalorizándose a la velocidad de la descarga p2p.

El Rastro Cultural se despidió el pasado domingo 4 de julio con un espectáculo de Lindy Hop con Málaga Swing y con la presencia del ‘pop up’ de Orgullo Campero, un proyecto cultural y gastronómico que pretende preservar la identidad malagueña gracias a su selección de camperos.