Problema catalán. Problema andaluz.

1065

No se hace más que hablar del problema catalán, a estas alturas me causa indiferencia que se quieran independizar. Me consuela el hecho de que gran parte de España está igual, según el último CIS.

Problema, lo que se dice problema, tenemos uno en Andalucía. Aquí no tenemos crisis patrióticas, ni hay gente que pretenda un Estado Andaluz al que llame Estado Andalú, aquí lo que tenemos es paro. “Paro” se dice igual con acento castellano que con acento andaluz.

Me parece a mi que todo esto de la independencia al final es un camelo muy grande. Lo que sucede es lo de siempre: Hay gente rica, gente pobre y gente lista. En medio de una gran crisis económica la burguesía catalana que sacaría beneficio meramente económico le dice al proletariado que podrían estar mejor de otra manera y éste muerde el anzuelo. Se habla del populismo de Podemos, del populismo de Syriza, pero populismo de verdad es el que lleva Artur Mas desde hace ya ni se sabe cuánto tiempo con promesas de no abandonar Europa, de un Estado sacado de un cuento de hadas, de un Barça en la liga… Nadie ha mentido más que Mas, ni PSOE, ni PP, ni nadie. Ha convertido en sentimiento catalanista una realidad económica.

Con el Partido Andalucista muerto, aquí no hay quién diga que somos una nación, lo cual también es, en realidad, preocupante, ya que la andaluza es como mínimo una identidad que nadie defiende, mas tampoco ha habido burguesía andaluza que intente aprovecharse de nosotros diciéndonos que con este paro mejor estaríamos fundando un Estado propio, prometiéndonos el oro y el moro mientras se frotan las manos. Esa es una de las ventajas, supongo, de que la burguesía andaluza siempre haya estado más pendiente de crecer en España que de cuidar de Andalucía.

De cualquier forma, el problema de basar un sentimiento independentista en un proletariado engañado es que, una vez independizados, seguiría habiendo gente rica, gente pobre y gente lista, eso sí, con una rojigualda con más rayitas.

Por eso, cuando se habla de la estabilidad del Gobierno de Cataluña y su importancia, pienso que para demostración de Gobierno estable, Andalucía. Andalucía y su falta de inversión industrial por parte de Madrid, Andalucía y su tierra rica mal aprovechada, Andalucía y sus trabajadores sin poder trabajar. El problema catalán no es más que la frivolidad de no saber qué es verdaderamente importante, el de Andalucía es más peliagudo.