Disponible la programación de la V Muestra de Teatro Clásico Trópico de Europa

La Muestra tendrá obras de Cervantes, Calderón, Muñez de Seca y una selección de piezas áureas.

281

La Compañía de Teatro Corral de Almagro en colaboración con la Concejalía de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Almuñécar ponen en marcha la Vª edición de la Muestra de Teatro Clásico Trópico de Europa, que tendrá lugar del 2 al 5 de agosto en el sexitano Auditorio del Parque de El Majuelo.

Inaugura la Muestra Albacity Corporation y TCure Teatro con El Buscón de Quevedo. En esta obra (en principio narrativa), don Francisco cuenta la historia de Don Pablos “ejemplo de vagamundos y espejo de tacaños”.

El día siguiente será el turno de La Venganza de Don Mendo, de Pedro Muñoz de Seca. Esta obra, estrenada en el Teatro de la Comedia de Madrid en 1918, es considerada un clásico desde entonces. Los caprichos han hecho coincidir (al menos en nombre) a personaje y autor alterno. Don Mendo es, sin duda, uno de los personajes más carismáticos de El Alcalde de Zalamea, obra clave de Calderón cuya Hidalga del Valle, podremos ver el

“La hidalga del Valle”, por la Compañía Corrales de Comedias.

jueves cuatro de agosto.

Por último, cerrará la Muestra una selección de pequeñas piezas de teatro áureo. En esta selección están piezas de Agustín de Rojas, Góngora, Calderón o Vicente de Deza. En este caso, llevará a cabo la representación la Compañía sexitana Dionisio Theatre. Susodicha compañía representó Seis personajes en busca de autor, del italiano Pirindello, el año pasado. Este año, por otra parte, ha hecho El abanico de Lady Windermere, ambas bajo la dirección de Margarita Saldivia.

Las entradas pueden adquirirse desde esta semana en www.bravoentradas.com. También estarán disponibles en la taquilla el mismo día de la función desde las 20.00 horas.

Vuelta a la península tras un año entre Shakespeare y Cervantes

El año pasado la Muestra homenajeaba a William Shakespeare y Miguel de Cervantes por el cuarto centenario del aniversario de la muerte de los literatos. El homenaje consistió no sólo en los textos en sí, sino en el contexto y la forma en que los literatos se inspiraron. De esta forma, cupieron en la escena obras de Maquiavelo (figura política clave en el renacimiento), de Scala o del propio Cervantes.