El proyecto Prima movilizará unos 50 millones de euros para luchar contra la sequía en el Mediterráneo

El consejero de Economía Arellano afirma que la respuesta ante el impacto del cambio climático solo puede surgir de la investigación y la innovación.

141
proyecto prima

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha asegurado que la respuesta ante la escasez de agua en la cuenca del Mediterráneo solo puede surgir de la investigación y la innovación a través de proyectos como Prima, que este año movilizará unos 50 millones de euros en convocatorias de I+D y permitirá exprimir el potencial del sistema científico andaluz y español para ponerlo al servicio de las personas.

Ramírez de Arellano, que ha intervenido en la inauguración de las jornadas Partnership for Research and Innovation in the Mediterranean Area, Prima Crue CUP, que ha reunido a universidades españolas y portuguesas en torno a este proyecto, el cual destinará 500 millones de euros para mejorar la seguridad alimentaria y el suministro de agua en 19 países durante una década. El encuentro ha tenido lugar en las instalaciones de la Universidad de Sevilla.

El titular de Economía y Conocimiento ha destacado la buena sintonía existente entre las universidades de ambos países, que forman una “alianza muy sólida” gestada a lo largo de años de colaboración, hasta el punto de que comparten una sede en Bruselas.

Ramírez de Arellano ha señalado que retos como la escasez de agua, que puede generar inestabilidad y movimientos de población, necesitan de una alianza entre estados, la participación de las universidades para aportar conocimiento y de empresas. De hecho, en la actualidad hay 180 millones de personas en la zona mediterránea consideradas “pobres en agua”, por lo que es necesario crear alternativas que permitan dar respuestas a problemas comunes y lograr un progreso compartido.

Ramírez de Arellano ha destacado la fortaleza de Andalucía en el plano científico y las posibilidades para involucrarse en Prima. En estas jornadas se han abordado las principales líneas de trabajo que se pondrán en marcha este año con las primeras convocatorias de proyectos.

En líneas generales, el objetivo de Prima es desarrollar soluciones innovadoras para resolver el reto de la gestión del agua en la región mediterránea, logrando una mayor eficiencia en el suministro de agua y alimentos, de forma que sea más rentable y sostenible, además de contribuir a resolver los problemas hídricos de la región. Asimismo, se pretende que constituya un impulso a las economías locales y la creación de puestos de trabajo.

En cuanto a la excelencia científica, siete de las nueve universidades andaluzas se sitúan en el 3% mejor del mundo en el área de ciencias agroalimentarias, destacando la de Córdoba, que está entre las 100 primeras en el ranking de Shanghái.

Asimismo, Andalucía dispone de centros públicos de referencia como el IFAPA o la Agencia de Medioambiente y Agua de Andalucía, cuyos profesionales se sitúan a la vanguardia en sus ámbitos de actuación, además de contar con institutos de referencia del Centro Superior de Investigaciones Científicas y una red de centros tecnológicos dedicados al agua y al sector agro. A esto se une el tejido productivo andaluz, donde el sector primario tiene un gran peso y lleva años apostando por la innovación.

El proyecto movilizará 550 millones, de los que 220 millones de euros los proporcionará la Unión Europea (UE), dentro del marco del programa Horizonte 2020 y el resto de los 19 estados participantes: Alemania, Argelia, Croacia, Chipre, Egipto, Eslovenia, España, Francia, Grecia, Israel, Italia, Jordania, Líbano, Luxemburgo, Malta, Marruecos, Portugal, Túnez y Turquía.