“Queda por ver para qué empresa del sector acabará trabajando el señor Soria”

451
Andalucía al Día, Soria
Foto Europa Press

A primera hora de la mañana el Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, presentó su carta de dimisión, renunciando así a sus cargos de ministro, de diputado y a la Secretaría General del PP canario, anunciando que abandona la vida política “tras los errores cometidos en los últimos días”. Amigos de la Tierra lamenta que esta dimisión haya sido propiciada por la aparición de los papales de Panamá, y no a raíz del “clamor popular” que venía solicitando su dimisión desde hacía años.

Desde ayer la dimisión del exministro Soria parecía “bastante segura” entre las filas del Partido Popular, y esta mañana se ha acabado por confirmar la sospecha. “Con esta dimisión acaban así 52 meses de sus constantes ataques al desarrollo energético renovable en el Estado español”, explica la asociación ecologista.

Entre sus actuaciones -detallan- cabe destacar el apuntalamiento del oligopolio energético como el único y omnipresente dominador de todos los tramos de la energía en el país, o la concesión de innumerables licencias de exploración del subsuelo en busca de ese gas de segunda llamado ‘de esquisto’, combustible que se extrae mediante la técnica del fracking.

“Cuando el nuevo Ejecutivo se formó, y se puso en la palestra al exministro Soria, las asociaciones ecologistas no sabíamos muy bien a qué atenernos, era un desconocido”, comenta Hector de Prado, responsable del área de Clima y Energía de Amigos de la Tierra.

“Ahora, visto en perspectiva, su actuación podría resumirse como la de una persona que ha creado más problemas y ha dejado otros tantos sin resolver. Sinceramente, nos costará mucho esfuerzo y trabajo lograr deshacer todas sus funestas políticas, no obstante, es ese el único camino para la transición energética basada en fuentes renovables que desafía el status quo del establishment. Dudo mucho que alguien lo eche de menos, la verdad”.

Amigos de la Tierra recuerda que a lo largo de sus años al frente del Ministerio de Industria, el exministro y su equipo capitaneado en la sombra por Alberto Nadal, han legislado en todo momento para cubrir los intereses de unas pocas empresas del sector de la energía. “Queda por ver para qué empresa del sector acabará trabajando el señor Soria, sin duda las grandes empresas a las que ha beneficiado pensarán que tiene bien merecida una silla en cualquier Consejo de Administración”, concluyó de Prado.