“Rajoy se ha vuelto sordo y ciego al sufrimiento de la gente”

Susana Díaz ha asegurado que la victoria de Pedro Sánchez el próximo 20-D “comienza en el sur”

407
Andalucía al Día, Díaz y Sánchez en Viator, Almería

La secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, ha asegurado que España necesita “un cambio de rumbo urgente”, tras una Legislatura que “se ha hecho larguísima”, especialmente para los parados, los trabajadores “empobrecidos” por la Reforma Laboral, los pensionistas y los jóvenes que han tenido que emigrar “y no tienen ni la expectativa de volver”. En un acto celebrado en la localidad almeriense de Viator en el que ha participado junto al secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, Susana Díaz ha lamentado que en los últimos cuatro años Mariano Rajoy se haya vuelto “sordo a la voz de los ciudadanos y ciego al sufrimiento de la gente”.

“Necesitamos un presidente del Gobierno comprometido con las personas, con quienes lo están pasando mal, con las mujeres; hace falta un presidente socialista que sea capaz de poner orden en una reforma laboral injusta; hace falta un presidente que garantice la unidad de España y la igualdad de los ciudadanos, vivan donde vivan”, ha defendido. En clave local, Díaz ha añadido que “para Almería también es urgente que cambie el Gobierno de España”. “No puede ser que en cuatro años no se haya construido ni un metro de Alta Velocidad. Almería también tiene que ser competitiva y tiene las mismas necesidades y los mismos derechos”, ha apuntado.

Díaz se ha mostrado convencida de que la victoria de Pedro Sánchez el 20 de diciembre “comienza en el sur”, de manos de un partido que es el que está llamado a “levantar este país”. “Tenemos un partido fuerte y sólido, somos un partido viejo con ideas nuevas, porque no hay nada más nuevo que defender una sociedad moderna e inclusiva, donde nadie se quede por el camino”, ha dicho.

“Algunos quieren parecerse a los socialistas, se quejaban de la OTAN y ahora descubren que quieren estar en la OTAN; otros son defensores del copago en educación y en sanidad… Ahora todos quieren ser socialistas, pero nosotros no queremos ser socialistas, nosotros somos socialistas, los de siempre, los que hemos cambiado este país”, ha insistido. Díaz ha admitido que hay “ciudadanos que todavía están desencantados porque hay desigualdades evidentes”, aunque ha apuntado que “hay otras que se pueden combatir, como la desigualdad ante la salud. En España cada año hay 23.000 mujeres a las que se les diagnostica un cáncer de mama y esas mujeres no tienen que pensar en que el tratamiento cuesta 20.000 euros porque hay una sanidad universal para todos”, ha dicho. “Desde hace 40 años, gracias a un gobierno socialista, en España tenemos una sanidad que nos trata a todos por igual y ahora en Andalucía la hemos blindado”, ha señalado.

“La bandera de los socialistas está en la educación, en la sanidad y en la dependencia”, unos “valores que están” en la base del Presupuesto que ha elaborado el Gobierno andaluz para 2016. “El otro día el ministro Alonso vino a decir tonterías, a decir que en Andalucía no se invertía el dinero de la dependencia, pero no dijo que Rajoy no manda el dinero suficiente y que, pese a ello, hemos pasado de 163.000 a casi 183.000 dependientes atendidos en Andalucía”, ha apuntado.

“Este Presupuesto responde a los problemas de la gente”, ha incidido, antes de aclarar: “Yo no tengo tiempo de asaltar cielos; algunos que se llevan todo el día asaltando la gloria y el cielo, esa gente no sabe lo que es abrir un colegio todos los días, los hospitales, lo que cuesta”.

Unidad de España

Sobre la cuestión catalana, Díaz ha avisado de que “es el momento de la unidad y de la firmeza”. “Nos estamos jugando mucho: nos estamos jugando España”, ha advertido. La presidenta andaluza lamenta que Rajoy, al que advirtió hace dos meses de que “no había tiempo que perder”, sólo se haya movido “cuando se nos han subido a las barbas”. “El señor Mas se quiere saltar la democracia y ahí tenemos que unirnos todos los partidos y todos los pueblos de España”, ha añadido.

Por su parte, el secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abogado por “renovar un pacto por la convivencia”. “En eso está el PSOE, porque la mayoría de catalanes no quiere ni inmovilismo ni rupturismo”, ha dicho. Durante su intervención, Sánchez ha reprochado a Rajoy que haya permitido que el secesionismo “suba como la espuma” y ha apuntado que el PSOE tiene “muy claro” que ante ese “desafío”, va a estar “siempre en la defensa” del orden constitucional.

“El cambio que necesita España es un cambio que una, el que propone el PSOE”, ha señalado Sánchez. “Rajoy ha confundido mayoría absoluta con absolutismo y ha gobernado solo y frente a todos”, ha apuntado, antes de defender que el país necesita un Ejecutivo que “una”, que “piense en la mayoría y construya un futuro para todos”. Sánchez ha señalado que “España tiene sed de cambio” y advertido que si se queda Rajoy cuatro años más al frente del Gobierno “se queda su reforma laboral, que lo que ha traído en paro, pobreza laboral y desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Seguirá el ajuste de cuentas con el Estado del bienestar y se instalará y consolidará la economía de amiguetes de Rato y Bárcenas, de Granados y de Esperanza Aguirre”. “Por eso tenemos que ganar”, ha sentenciado.

A su juicio, “el único cambio posible, factible, para que el próximo 20 de diciembre Mariano Rajoy no siga siendo el presidente del Gobierno es que gane el Partido Socialista Obrero Español”.