Ramírez de Arellano apuesta por impulsar un cambio estructural de la economía

El consejero de Economía clausura en Sevilla la presentación del ‘¿Quién es quién en Andalucía?’, que edita Andalucía Económica

323
Andalucía al Día, Quién es quién

El consejero de Economía y Conocimiento, que ha clausurado en Sevilla la presentación del ‘¿Quién es quién en Andalucía?’ -que edita Andalucía Económica- ha puesto en valor la colaboración entre Administraciones, instituciones y empresas para construir una hoja de ruta compartida en la que la prioridad sea la creación de empleo estable y de calidad. Y apuesta por seguir impulsando un verdadero cambio estructural de la economía andaluza desde los principios de investigación, innovación, internacionalización e industrialización.

En esta línea, el consejero ha explicado que la especialización inteligente, la RIS3 Andalucía, es uno de los grandes conceptos llamados a impulsar esta necesaria reforma de base, una estrategia que pugna por orientar la política económica hacia donde existan oportunidades de liderazgo, con la innovación como gasolina de la economía.

En este proceso ha considerado básico el diálogo entre lo público y lo privado, para aprovechar los recursos endógenos y tomar la delantera en sectores pujantes de alto valor añadido, como la bioindustria o las redes inteligentes.

Asimismo, el titular de Economía ha apuntado la necesidad de mirar hacia el exterior con mayor fuerza, porque cuando Andalucía se abre al mundo consigue muy buenos resultados. Así, en el último lustro, las exportaciones han pasado de representar de un 9,7% del PIB de Andalucía al 18,1% actual, lo que sitúa a la comunidad como tercera en ventas al exterior.

Para seguir profundizando también en esta senda, Ramírez Arellano ha recordado que el Gobierno andaluz ha aprobado un nuevo plan de internacionalización, que pretende reforzar en el próximo ciclo económico estos resultados e impulsar su peso hasta el 20% del PIB, con una inversión total de 288,5 millones de euros para incorporar cada vez más empresas, emprendedores y profesionales a la actividad internacional.

Junto a este instrumento, el consejero ha resaltado la importancia del Plan Andaluz de Investigación, en el que será prioritario el acercamiento de la investigación al tejido productivo, un vínculo imprescindible para que surjan nuevas ideas, proyectos y servicios que doten a la economía andaluza del valor añadido que necesita para hacerse fuerte dentro y competir mejor fuera.

En esta línea, ha recordado que la Agenda por el Empleo, la planificación económica andaluza para los próximos años, insta a elevar esta puesta por la I+D por encima del 2% del PIB, lo que hace necesario compartir este esfuerzo entre todos para avanzar hacia una economía inteligente, sostenible e integradora.

Para Ramírez de Arellano, en un contexto global, el conocimiento es la principal baza, por eso el talento, el know-how, es la mejor carta para reindustrializar Andalucía, como lo están demostrando sectores punteros y tradicionales.