‘Redención’, la historia de Billy ‘El Grande’ Hope protagonizada por Jake Gyllenhaal

La película llegará a las pantallas españolas el próximo 24 de marzo

4633
Andalucía al Día, SOUTHPAW, Redención película

Del aplaudido director Antoine Fuqua (Training Day) y los guionistas Kurt Sutter (Hijos de la anarquía), REDENCIÓN narra la fascinante historia de Billy “El Grande” Hope, campeón del mundo de los pesos semipesados de boxeo (interpretado por el nominado al Oscar Jake Gyllenhaal).

Aparentemente, Billy Hope lo tiene todo: una impresionante carrera, una hermosa y enamorada esposa (Rachel McAdams), una hija adorable (Oona Lawrence) y un estilo de vida con todo tipo de lujos. Cuando llega implacable la tragedia y su mánager y amigo de toda la vida (Curtis “50 Cent” Jackson) le deja, Hope toca fondo y se presenta ante su inusual salvador en un decadente gimnasio local: Tick Willis (el ganador del Oscar Forest Whitaker), un bombero retirado y entrenador de los boxeadores amateur más duros de la ciudad. Con su futuro dependiendo de la dirección y la tenacidad de Tick, Billy se enfrenta a la batalla más dura de su vida, en la que luchará por su propia redención y por recuperar la confianza de los que ama.

Sobre la producción

No fue precisamente el amor por el boxeo lo que llevó al actor nominado al Oscar Jake Gyllenhaal a protagonizar REDENCIÓN. De hecho, Gyllenhaal no estaba nada familiarizado con este deporte antes de incorporarse al proyecto, aunque ahora se considera un ávido fan. Para él, el director Antoine Fuqua, que practica el boxeo y entrena cada día, fue la razón principal de su interés por el filme. Se habían conocido años atrás, y Fuqua le insistió en que le encantaría dirigirle en algo que el público no hubiera visto nunca. Aunque Gyllenhaal se tomó aquello como la típica conversación de Hollywood, que luego quizá queda en nada, Fuqua finalmente cumplió con su palabra. Determinado a que REDENCIÓN no fuera “una película de boxeo más”, el realizador se propuso encontrar a un actor que quisiera asumir el papel de Billy “El Grande” Hope de la forma más literal y descarnada posible –sin dobles, con muy pocos efectos especiales, sin que sea necesario excesivo montaje– simplemente entrenamiento puro y duro, para ofrecer una réplica del mundo del boxeo lo más fiel posible.

“El motivo por el que me gusta interpretar determinados personajes es la propia duda que tengo sobre mi capacidad para hacerlo”, confiesa Gyllenhaal. “Antoine creyó en mí años antes de que yo ni siquiera lo supiera, y luego en el proceso él seguía creyendo en que yo podía hacerlo. Creo que una fe tan convencida hace que saques lo mejor de ti”.