Reino Unido anuncia la implantación de un sistema de depósito para acabar con la contaminación por plásticos

Downing Street quiere acabar con los 3.000 millones de botellas que cada año se abandonan en el Reino Unido y que, mayoritariamente, acaban en el mar.

315

Reino Unido se une a las más de 40 regiones y países de todo el mundo que han optado por recuperar el hábito de devolver los envases a la tienda para impedir que, cada día, millones de latas y botellas se pierdan y acaben contaminando el entorno. “Introduciremos un Sistema de Depósito que aumente las tasas de reciclaje y reduzca la cantidad de residuos que contaminan nuestro territorio y nuestros mares”, ha anunciado oficialmente el gobierno de Theresa May.

Si sólo se hace referencia a las botellas de plástico, los datos de Downing Street señalan que en Reino Unido se consumen 13.000 millones de botellas de plástico al año y que más de 3.000 acaban abandonadas. Por este motivo han tomado la decisión de implementar un Sistema de Depósito para acabar con esta contaminación que, literalmente, consideran “una plaga”.

Las organizaciones que forman parte de la plataforma Retorna aplauden la decisión del gobierno británico. Señalan que es una gran noticia para poner fin al abandono de latas y botellas e incrementar los porcentajes de reciclaje de las mismas. A su vez esperan que sirva de impulso para que, aquí en España, se pongan en marcha estos sistemas que llevan respaldando desde hace años.

Los detalles del sistema deberán ser definidos en una consulta con todos los agentes implicados, pero el gobierno del Reino Unido ya ha especificado que en Inglaterra se venderán con depósito todos los envases de bebidas, ya sean de cristal, metal o plástico. La prensa habla de un depósito en torno a los 15 peniques.

“Es indudable que el plástico está provocando una situación caótica, que está destruyendo los ecosistemas marinos. Es absolutamente vital que solucionemos esta amenaza y recuperemos los millones de botellas que acaban cada día en el fondo del mar”, ha detallado Michael Gove, ministro de Medio Ambiente británico.

De hecho, la evidencia es tal que, hasta multinacionales de la bebida, como Coca-Cola, o del comercio, como la líder británica Tesco, se han pronunciado de manera favorable a impulsar los Sistemas de Depósito también en las últimas semanas.

En la misma línea se ha manifestado la ciudadanía británica, ya que entidades locales como Greenpeace UK o Surfers Against Sewage han entregado en los últimos meses sendas peticiones para implementar un Sistema de Depósito firmadas por más de 300.000 personas cada una.

Este anuncio se alinea con los llamamientos internacionales cada vez más potentes y frecuentes a favor de recuperar la práctica de devolver los envases de bebidas a la tienda para evitar su abandono masivo en nuestros entornos terrestre y marino. A modo de ejemplo, en los últimos meses se han pronunciado en este mismo sentido la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, la Asamblea General de Medio Ambiente de las Naciones Unidas o hasta el mismo G20. De hecho, el último en hacerlo fue el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans. “Los Sistemas de Depósito son una forma realmente buena de garantizar que las botellas y latas no terminan en el medio ambiente y animo a los estados miembros a que los consideren”, afirmó.

En España, cada día, 30 millones de latas, botellas y bricks se pierden y acaban contaminando el entorno. Es por ello que, varias comunidades autónomas, están avanzando para que muy pronto aquí también se puedan devolver los envases de bebidas a las tiendas y evitar que acaben tirados por calles, campos o playas.