Rescatados tres jóvenes que se habían perdido en la Sierra de Andújar

Los jóvenes extraviados, dos de ellos menores de edad, fueron rescatados sin fuerzas y en un estado crítico de deshidratación

694
Andalucía al Día, Andújar

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil rescataron a tres jóvenes ciclistas que se habían perdido realizando una ruta que lleva hasta el Santuario de la Virgen de la Cabeza. Los jóvenes extraviados, dos de ellos menores, fueron encontrados y rescatados sin fuerzas y en un estado crítico de deshidratación.

Un policía amigo del padre de uno de los jóvenes

Un funcionario policial había recibido una llamada telefónica de un amigo informándole que su hijo, menor de edad, junto con dos amigos, habían partido, sobre las 08:00 horas con sus bicicletas, para realizar una ruta que partía desde la localidad de Marmolejo hacia el Santuario de la Virgen de la Cabeza en Sierra Morena recibiendo una llamada urgente, en la que le comunicaban que se habían perdido encontrándose en condiciones extremas de hambre, sed y cansancio, debido a las altas temperaturas y al esfuerzo físico, por lo que debido a esa excepcional circunstancia, solicitaba ayuda ya que el policía conocía la zona porque suele practicar ciclismo por la zona.

Comunicándose con la Guardia Civil que ya tenía conocimiento de los hechos, tres policías de la Comisaría de Andújar se incorporaron al dispositivo de búsqueda que también estaba integrado por dos efectivos del Parque Natural de Sierra Morena y varios familiares de los jóvenes.

Uno de los jóvenes partió de la zona para pedir ayuda

Distribuidos por equipos y sectores, los dos agentes de la Guardia Civil y los tres de Policía Nacional, junto a los Guardas Forestales iniciaron coordinadamente la búsqueda. A las 16:15 horas, el equipo policial localizó a uno de los jóvenes en la pista forestal de la Cabrera en estado de deshidratación y profundamente agotado. Los policías le suministraron agua y zumos con el fin de hidratarle, siendo informados que sus dos amigos se encontraban en muy mal estado en las proximidades del rio Jándula y, como quiera que él era el único que se encontraba con algunas fuerzas, había decidido continuar en busca de ayuda.

Pasado algo más de una hora desde el hallazgo del menor, los agentes encontraron a los otros dos jóvenes que esperaban la ayuda, encontrándose en un estado crítico y sin fuerzas para poder moverse. Posteriormente se fundieron en un abrazo con sus padres y familiares siendo trasladados hacia un centro médico donde fueron atendidos.