Reuniones con el Rey

1073

Nos gusta lo tradicional: hacemos elecciones y eso hace que tengamos grupos parlamentarios y los o las líderes de los grupos parlamentarios van a ver al Rey para decirle cosas que podrían decirle por teléfono. ¿Por qué? Pues porque de siempre se ha hecho así.

Estas reuniones son bonitas, Patxi López le fue a ver como Presidente del Congreso por si Don Felipe VI no sabía que la cosa estaba regular nada más, porque, como el Rey seguramente no tiene tele y, si la tuviera, no tendría tiempo para verla porque tiene que representarnos en muchos sitios a la vez, lo más probable es que no se haya enterado. Los hay que no entienden esto, pero desde aquí les aseguro que aunque Felipe de Borbón y Grecia sacase mayoría absoluta en las elecciones a Rey, súper-poderes no tiene, así que no puede perder el tiempo con cosas de plebeyos como ver la tele.

Bildu no ha ido porque la guasa hubiera sido estupenda, simplemente, no se reconocen como súbditos del Rey. Hacen bien, qué narices. El representante de Foro Asturias le habrá dicho al Rey que está la cosa chunga, como quién haya ido de Coalición Canaria. Foro ha dicho que apoyaría al Partido Popular, Coalición Canaria que apoyaría al PSOE; seguramente Mariano Rajoy y Pedro Sánchez están súper aliviados de saber que son apoyados por alguien.

La reunión del Rey con Garzón tuvo que ser apasionante. Dice el político que le dijo al monarca “queremos una España federal y republicana”, seguramente Felipe VI estuvo discerniendo las posibilidades que tenía de pedirle al próximo Presidente que, por favor, admitiera su dimisión como Rey de España, Castilla, León, Aragón, Dos Sicilias, Jerusalén, Portugal, Navarra, Granada, Toledo, Valencia, Galicia, Mallorca, Sevilla, Cerdeña, Córdoba, Córcega, Murcia, Jaén, Algarve, Gibraltar, Islas Canarias, Indias Orientales y Occidentales y, finalmente, de las Islas y Tierra Firme del Mar Océano.

Aunque todo el mundo sabe que renunciar a reinar en Murcia le hubiera costado más trabajo, aquello tiene una magia y, como diría Rosario Flores, unos colores en la voz…

-Haga usted el favor de abdicar en el pueblo -dijo Garzón.

-No -dijo el Rey.

Hala, se acabó la reunión oficial, supongo que siendo ambos tan de la calle se preguntarían por la familia: Que cómo está el Juanca de aquello suyo, que si a ver si nos juntamos para hacer merienda cena, que nos tenemos abandonados, pásate por Lavapiés que me conozco un bar que está estupendo… Ya saben que los demócratas, al final, se caen bien entre ellos.

Me gustaría de una forma irrenunciable que Rajoy, Sánchez, Iglesias o Rivera le dijera al Rey algo en confidencia, como en un patio de colegio.

-Felipe, tú cállate, pero en verdad desde Podemos vamos a apoyar a Sánchez, lo que pasa es que nos estamos haciendo los interesantes. -Y cogiera el Rey y se lo dijera a Pedro Sánchez en confidencia y con cierto maquillaje: -Pedro, me han dicho que Pablo quiere tema contigo. Tú cállate, ¿eh? Como si no te hubiera dicho nada. -Y esas son las cositas que hacen que tengamos todavía un Rey entre nosotros, nuestra tradición, nuestra españolidad, ¿cómo íba el Congreso a elegir al Presidente del Gobierno sino con un cotilleo? ¿Quién mejor para presidirlo que un hombre tan preparado como el Rey?