Rutas con misterio en ‘La España Maldita’ de Lorenzo Fernández Bueno

1454
Andalucía al Día, Lorenzo Fernández Bueno

Nuestra geografía está llena de lugares que encierran una maldición, desde muchas de las
construcciones templarias, ligadas siempre a reliquias sagradas o fenómenos extraños, hasta las cuevas con símbolos extraños en sus paredes, o los lugares que acumulan historias sobre suicidas. La tipología es diversa y variopinta pero todos estos lugares están ligados a fenómenos extraños más o menos inexplicables y a la presencia de lo maldito. Pero ¿qué tienen en común la isla cántabra de Pedrosa, los santuarios gallegos de los endemoniados, la cueva toledana de los siete cerrojos o los nidos de brujas de
Navarra? ¿Qué hay detrás de las muertes que se han producido en el aterrador triángulo de los suicidas de Andalucía? ¿Existen realmente los pueblos malditos?…

Lorenzo Fernández, periodista especializado en esta temática, director de las revistas de referencia Enigmas y Año Cero, ha seleccionado estos y otros muchos lugares “malditos” de nuestra geografía, todos ellos visitados personalmente, que describe un viaje no exento de miedo por estos parajes donde el ambiente se condensa y la historia se alía con la leyenda para invitarnos a marchar cuanto antes.

De su mano conoceremos sucesos que no tienen fácil explicación y que incluso se han convertido en tabú, como el triángulo mortal en tierras de Jaén y Córdoba donde se multiplican los suicidios más que en otros lugares, los niños espectrales (niños que surgen de la nada recorriendo los pasillos de determinados edificios como el CS Castilla del Pino De Córdoba, o el Ayuntamiento de Jaén), los fantasmas del cuartel de Cerler (Huesca), los lugares preferidos por las brujas para hacer sus contubernios y aquelarres, la leyenda negra de ciertos sitios, como el Aeropuerto canario de Los Rodeos, las misteriosas desapariciones de personas en determinados puntos de la geografía española, los bosques encantados, como el de Orrius (Barcelona), las damas blancas que aparecen en castillos como el de Santiuste,.. y otros muchos rincones misteriosos y malditos.

“Éstas son páginas escritas, repasadas o inéditas que me han llevado a descubrir mi propio país. Y he descubierto que sólo los necios, que son crueles y abundantes, cosifican el misterio, porque detrás de este concepto se esconden las ciencias, las artes, la historia o las leyendas, que al fin y al cabo se pueden reunir bajo el paraguas de la curiosidad. Por tanto, éste es un libro para curiosos. Aunque advierto que va a hacer falta algo más que curiosidad para pasar por la garganta de la mente algunas de la historias” (Lorenzo Fernández Bueno)