Sánchez Haro insiste en la importancia de “crear alianzas a todos los niveles” para conseguir una PAC fuerte y justa

El consejero de Agricultura ha intervenido en Madrid en una jornada organizada por UPA sobre el futuro de la Política Agrícola Común.

59
Jornada UPA Madrid

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha insistido en Madrid en la importancia de “crear alianzas a todos los niveles para conseguir una Política Agrícola Común (PAC) fuerte, con presupuesto sólido, más sostenible y que contribuya al desarrollo y fortalecimiento de las zonas rurales”. “Andalucía está haciendo sus deberes para prepararse para este debate, poniéndonos de acuerdo y buscando un frente común para defender una PAC más justa”.

Durante su intervención en las jornadas ‘El futuro de la PAC. La agricultura familiar como garantía de sostenibilidad y progreso’, organizada por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), el titular de Agricultura andaluz ha resaltado que desde el Gobierno andaluz “nos hemos empleado a fondo para alcanzar alianzas con otras regiones nacionales y de la Unión Europea en la consecución de unos objetivos comunes”.

Precisamente, a la declaración institucional suscrita por todas las organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA) y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, que fue además ratificada por todos los grupos políticos del Parlamento andaluz, se suma el posicionamiento acordado ayer en el seno de la Coalición Europea de Regiones Agrarias, en el que Andalucía junto a otras diez regiones, “defiende una PAC fuerte, con presupuesto sólido y que impulse el desarrollo rural”. Asimismo, ha resaltado el “importante esfuerzo que venimos haciendo de análisis, estudio y seguimiento de las propuestas y de las posiciones de las diferentes instituciones”.

El consejero, que ha vuelto a manifestar el rechazo andaluz al recorte de presupuesto para la PAC que plantea Bruselas, ha recalcado que “debemos cerrar filas y consensuar posturas de base con vistas a esta negociación, de manera que la PAC deje de ser una política en regresión para la Comisión Europea”, por lo que “trasladamos al Ministerio todo nuestro apoyo para lograr en la negociación un presupuesto potente para la PAC, que garantice la renta agraria y la competitividad del sector agroalimentario en su conjunto”.

Sánchez Haro ha defendido que el modelo europeo de agricultura se caracteriza por las pequeñas y medianas explotaciones, que son las que contribuyen “decisivamente a la calidad y diversidad de sus producciones, por lo que es esencial que la PAC se centre en estas explotaciones: porque son su razón de ser y deben ser su principal objetivo”. Por ello, ha añadido, es “prioritario que nos esforcemos en alcanzar una PAC que apoye a las personas que forman la base, a las explotaciones familiares, a las pequeñas y medianas empresas para que puedan desarrollar una agricultura y ganadería competitivas, sostenibles, innovadoras, que generen empleo y riqueza, faciliten el relevo generacional y mantengan vivos nuestros pueblos”.

Distribución equitativa

En cuanto a los instrumentos propuestos por la política agrícola europea, ha explicado que desde el Gobierno andaluz “apostamos decididamente una distribución más equitativa entre beneficiarios, aplicando límites máximos (capping) y porcentajes de reducción en los tramos altos (degresividad)”. “No puede ser que un 1,25% de los beneficiarios reciba más del 25% de los fondos y un 77% no lleguen al 20%”, ha lamentado. “Los análisis de distribución de las ayudas deben centrarse en el importe por beneficiario, no en importes por hectárea o animal, ha subrayado.

En este sentido, ha reiterado que otro elemento fundamental es que las ayudas deben centrarse en las personas que ejerzan la actividad agraria. Sin actividad agraria, ya sea o no complementada con otras actividades, no puede haber ayudas”.