Sánchez Rubio resalta “la encomiable labor a favor de la infancia” de los distinguidos con los Premios Andaluna

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales preside en Granada la entrega de los galardones de la IX edición

376
Andalucía al Día, Premios Andaluna

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha resaltado “la encomiable labor a favor de la infancia y la calidad humana” de las personas e instituciones que han sido distinguidas con los IX Premios Andaluna de Atención a la Infancia, en un acto celebrado en Granada. Estos galardones reconocen la labor de administraciones públicas, instituciones, entidades sociales, personas físicas y jurídicas y medios de comunicación que más han contribuido a divulgar los derechos de las personas menores, así como su respeto y protección en la sociedad andaluza.

Sánchez Rubio ha recordado que, desde su creación en 2007, gracias a estos premios “hemos tenido la oportunidad de conocer proyectos y personas que, más allá de sus responsabilidades profesionales o personales, impregnan su trabajo o sus vidas con un plus de entrega, de compromiso, de voluntad y de ilusión”. Asimismo, ha destacado cómo ha ido en aumento el interés por estos premios, con la presentación cada año de más propuestas de posibles candidatos y candidatas, haciendo “más difícil” su elección por parte del Jurado. En concreto, en la convocatoria de este año se han presentado un total de 37 candidaturas, “todas ellas dignas de reconocimiento y de gratitud”.

En el acto de entrega, la consejera ha hecho una semblanza de cada una de las personas e instituciones premiadas. Así, en la modalidad de ‘Promoción de los Derechos de la Infancia a las iniciativas públicas locales’, se ha premiado al Ayuntamiento de Puente Genil (Córdoba) por el proyecto ‘Aula Familiar’, que consiste en una intervención socioeducativa en el medio familiar de la que se han beneficiado más de 500 familias y 1.200 menores.

En la modalidad ‘Defensa de los Derechos de la Infancia’ el premiado es Jesús Palacios González por su defensa de la medida de acogimiento familiar tanto desde su cátedra en la Universidad de Sevilla como en su vertiente investigadora y divulgadora.

En ‘Trayectoria en Defensa de los Derechos de la Infancia’ se ha distinguido a Sor Magdalena Herrera Barranco, por la labor realizada con la infancia en exclusión, menores inmigrantes y menores del sistema de protección.

Por su parte, el premio a la categoría ‘Menores de Edad o Jóvenes’ ha recaído en la Escuela Deportiva para la Integración Intercultural Cájar Perica de Granada, por motivar a los menores que forman parte de la Escuela de Fútbol a lograr una efectiva Integración Intercultural, creando un clima de convivencia en el que participan por igual todas tanto en los entrenamientos semanales como en otros espacios de ocio y encuentro.
Familias acogedoras

En la modalidad de ‘Acogimiento Familiar’ se ha distinguido a Teresa González del Pulgar y Juan Perea Contreras por participar activamente en el programa de acogimiento de urgencia en varias ocasiones; a María Yolanda Pascual Ochoa y Manuel Gutiérrez Ramírez por haber acogido a tres menores, uno de ellos con necesidades especiales; a María Teresa Domínguez y Valentín Álvarez Jamilena por haber adoptado a una menor con discapacidad que ha requerido de esta familia una intensa y constante dedicación en materia sanitaria; y a María Asunción García Müller, por su compromiso con la infancia y por haber acogido a un menor con un significativo retraso madurativo y un alto grado de discapacidad.

La consejera ha explicado que, en esta ocasión, dada la gran calidad de las catorce candidaturas presentadas el Jurado ha considerado conveniente otorgar cuatro premios en la modalidad de ‘Acogimiento Familiar’ para destacar la “importante labor” que vienen desarrollando las familias acogedoras profesionalizadas que atienden a niños y niñas con graves problemas de salud y discapacidades.

Sánchez Rubio ha cerrado el acto agradeciendo de nuevo y reconociendo el “trabajo incansable” de todas las personas premiadas y de aquéllas que desde el anonimato hacen día a día mejor la vida de nuestros niños y niñas, colaborando activamente de esta manera a hacer posible un mundo y un futuro mejor.