Save the Children amplía sus programas de atención a la infancia migrante en Andalucía

182

Save the Children ha adaptado y reforzado sus programas de atención a la infancia en movimiento en Andalucía y en el resto de España para proteger los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes migrantes y refugiados durante la crisis por el coronavirus.

La organización ha ampliado la franja horaria de su servicio Helpline para atender durante más tiempo, de manera telefónica y online, a los menores migrantes sin referentes familiares y ha abierto esta línea al personal de los centros de protección, proponiendo servicios de mediación, traducción y gestión de conflictos para los casos más graves. La ONG, consciente de los retos y las dificultades que supone el confinamiento en estos espacios, ya ha ofrecido su apoyo a las distintas instituciones para acompañar y ofrecer alternativas de gestión positiva.

Save the Children trabaja de manera estrecha y coordinada con los sistemas de protección en los territorios donde opera y ya ha ofrecido todos los recursos de los que dispone para garantizar los derechos de la infancia migrante en esta emergencia. La ONG continuará dando apoyo a las distintas administraciones con formaciones online y asesoramiento, y proporcionará a los niños y niñas sin referentes familiares información y apoyo psicosocial a través de las redes sociales y el Helpline.

En Melilla, Save the Children continúa trabajando para garantizar la protección de los niños y niñas más vulnerables; es decir, los que viven y duermen en la calle y los tutelados por la ciudad autónoma. La organización ha adaptado su intervención local para informar y prevenir el contagio del coronavirus, así como para hacer seguimiento del ingreso de los menores en el sistema de protección. Además, la ONG ha dotado al Centro de Menores de La Purísima con cinco ordenadores portátiles y conectividad a internet para continuar con los programas de atención a la infancia de manera telemática.

Muchos adolescentes están expuestos a una situación de mucha incertidumbre y estrés debido a factores como su situación administrativa, su condición de tránsito o a la vulnerabilidad causada por el cumplimiento de la mayoría de edad y el próximo abandono del sistema de protección. Para ellos, Save the Children reclama la continuidad de la acogida en los centros de día durante el estado de alarma, así como medidas específicas para paliar la inseguridad administrativa una vez que termine la emergencia sanitaria.

“En Andalucía hay 2.145 menores extranjeros no acompañados viviendo en los centros de protección y en los recursos específicos de la Junta de Andalucía. Por eso, creemos que es urgente garantizar que, tanto ellos como los profesionales de los centros, dispongan de los medios y herramientas adecuadas para hacer frente a esta situación excepcional como es el confinamiento”, apunta Javier Cuenca, director de Save the Children en Andalucía. La ONG pide poner especial atención en la protección y el bienestar de los niños, niñas, adolescentes y familias que se encuentran en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETIs), Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs), Centros de Acogida de Refugiados (CARs) y centros de protección de menores durante esta emergencia.

Cuenca recuerda que algunos menores migrantes en Andalucía necesitan continuidad en el acompañamiento terapéutico y especializado que estaban recibiendo antes del confinamiento, como es el caso de la infancia víctima de trata o refugiada. Además, señala que es necesario que se realice un seguimiento más cercano por parte de educadores y trabajadores sociales de los centros de aquellos menores que se encuentren en una posible situación de irregularidad administrativa, así como de aquellos más próximos a cumplir la mayoría de edad. “En todos estos casos, nos podemos encontrar a adolescentes con altos niveles de estrés y sensación de desamparo a los que no podemos dejar solos”, concluye Cuenca.

Programa #ATuLado

La ampliación del programa de apoyo a la infancia migrante y refugiada forma parte del plan urgente #ATuLado que Save the Children ha activado en España para apoyar a la infancia y a las familias más vulnerables en la emergencia sanitaria y económica provocada por el coronavirus. La intervención se centra en el acceso a una alimentación básica, el refuerzo escolar y la atención individualizada de profesionales para paliar los efectos del aislamiento, la incertidumbre y el estrés.