Save the Children pide al Gobierno que aumente la capacidad de acogida ante el aumento de llegadas de migrantes

96
Foto Save the Children (Melilla)

En lo que va de año las llegadas de migrantes a España a través de la ruta del Mediterráneo central han aumentado más de un 17% con respecto al mismo periodo del año anterior -3.804 y 3.260 personas respectivamente-, según ha informado la Comisión Europea en un informe esta semana.

El endurecimiento de los controles y el aumento de los riesgos que corren las personas que intentan cruzar a Europa a través de Turquía y Libia pueden estar provocando un cambio en las rutas migratorias. “Debemos ser conscientes de que las personas que evitan cruzar el Mediterráneo desde Libia y Turquía y que optan por cruzar el desierto por el norte de África hasta Marruecos y después hasta España suelen ser las más vulnerables, como las familias con niños o los menores solos”, explica Ana Sastre, directora de Sensibilización y políticas de infancia de Save the Children.

Ante las crecientes llegadas de migrantes a las costas españolas, previsiblemente aún mayores de cara a la llegada del buen tiempo, resulta fundamental que se adopten medidas urgentes para aumentar la capacidad de acogida de nuestro país, así como para proteger especialmente a los niños y niñas que llegan solos. “En este sentido, debe existir en la frontera un protocolo claro de identificación de vulnerabilidades, en particular, los profesionales allí presentes deben estar capacitados para identificar entre todas las personas que llegan, a los menores, los refugiados que huyen de sus países y las posibles víctimas de trata, de forma que accedan a la protección que necesitan”, añade Sastre.

Save the Children pide con urgencia al Gobierno español que:

  • Aumente la capacidad y calidad de la acogida, garantizando la respuesta a las necesidades específicas como es el caso de los menores, las victimas de trata y los solicitantes de asilo.
  • Adopte protocolos para la creciente llegada de flujos migratorios a nuestras costas, que identifique los perfiles más vulnerables y de respuesta a las necesidades específicas de cada uno de ellos.
  • Reforme el sistema de protección e integración para los niños y niñas migrantes que llegan sin el acompañamiento de sus progenitores para garantizar su acceso al sistema y su total protección.

La organización pide a la Unión Europea que:

  • Priorice el establecimiento eficaz de vías legales y seguras para que las personas y la infancia que necesita protección puedan llegar a ella sin poner en riesgo sus vidas, al ser los números de las personas reasentadas y reubicadas aún insuficientes.
  • Refuerce la protección transfronteriza de las niñas y los niños que llegan no acompañados a los estados miembros, facilitando su seguimiento y los procedimientos de reagrupación con sus familiares.