Save the Children pide al Gobierno que escuche a Naciones Unidas y apruebe una Ley que acabe con la violencia hacia la infancia

27

El Comité sobre los derechos del niño de Naciones Unidas acaba de publicar sus recomendaciones a España después de revisar la situación de la infancia en nuestro país. Entre los temas que más han preocupado a los expertos del Comité se encuentran la violencia hacia los niños, la pobreza infantil o la atención a los niños migrantes.

Naciones Unidas lamenta la falta de avances para adoptar una Ley integral para la erradicación de la violencia contra la infancia. El Comité pide que se adopten las medidas necesarias para proteger a los niños a todos los niveles, que se cuantifique la violencia que sufren y que se diseñe una estrategia integral para prevenirla, detectarla y atender de manera adecuada a las víctimas. Estas medidas deben ir acompañadas de los recursos económicos, técnicos y humanos adecuados. En los casos de violencia sexual, los expertos piden canales de denuncia accesibles y confidenciales para los niños, que los profesionales que trabajan con menores tengan una formación específica y que se prime el bienestar del niño durante los procesos judiciales.

“Las recomendaciones de Naciones Unidas refuerzan las peticiones de organizaciones como Save the Children, desde donde llevamos demasiado tiempo exigiendo una Ley que acabe con la violencia que sufren los niños en España y que eviten casos como el que conocimos ayer del menor de nueve años que fue violado por varios compañeros de colegio”, afirma Javier Cuenca, responsable de Save the Children en Andalucía.

El Comité ha expresado también su preocupación por los recortes en la inversión pública, que han afectado especialmente a los niños en situaciones de mayor vulnerabilidad social, incluidos los niños de familias de bajos ingresos y aquellos que pertenecen a la comunidad gitana, principalmente en las esferas de la educación, salud, vivienda y protección social. El Comité está seriamente preocupado por el aumento que muestran los indicadores de exclusión, pobreza y desigualdad, mientras que las inversiones en medidas de protección social para la infancia siguen estando muy por debajo de la media europea.

Naciones Unidas pide también a España abordar los problemas de inequidad de nuestro sistema educativo, que se manifiestan en el fracaso y el abandono escolar y afectan en mayor medida a estudiantes migrantes, de bajos recursos y niñas de etnia gitana. Ratificando lo que reclama Save the Children, el Comité recomienda cubrir los costes de libros, transporte y comedor en la educación obligatoria, garantizar especialmente el acceso de los más pobres a la educación infantil de cero a tres años, blindar la inversión en educación, corrigiendo las importantes diferencias territoriales, e implantar medidas de apoyo, orientación y refuerzo para la permanencia y el acceso equitativo de todo el alumnado a una educación de calidad.

Save the Children se une a la preocupación de Naciones Unidas sobre la necesidad de proteger a todos los niños y niñas migrantes para que se garanticen todos sus derechos desde el momento en que llegan a España. Los expertos han expresado su consternación frente a las situaciones de muchos niños migrantes que se encuentran en la calle tras haber sido declarados adultos por el Ministerio Fiscal. Preocupa sobre todo la protección desigual que se ofrece a la infancia migrante en las distintas comunidades autónomas y que en los peores casos ve altos niveles de violencia, tratos inadecuados por parte de los profesionales y situaciones de total desprotección.

Save the Children exige al Gobierno que incorpore las recomendaciones del Comité sobre los derechos del niño de Naciones Unidas y ponga en marcha cuanto antes todas las medidas necesarias para garantizar los derechos de la infancia en España.