Se cierra la campaña con 180.500 toneladas de aceite de oliva de enlace, la cifra más baja de los últimos 5 años

230

La Agencia de Información y control Alimentario (AICA) ha hecho públicos los últimos datos de producción y distribución del aceite de oliva correspondientes al cierre de campaña. Según el organismo, que deja claro que se trata de datos provisionales, a finales del mes de septiembre apenas había una disponibilidad de 180.500 toneladas de aceite de oliva.

Se trata, según ha indicado a Europa Press el gerente de Asaja, Luis Carlos Valero, de la cifra más baja de las cinco últimas campañas. Es menor a las cifras de la campaña anterior en 320.000 toneladas y también 120.000 toneladas menos que las cifras registradas durante la campaña 2012/13 donde el enlace en el cierre de campaña alcanzó las 300.700 toneladas.

“Estamos por tanto, en un nivel de existencias técnicamente nulo, dado que tienen que cubrir las necesidades de los uno o dos meses siguientes hasta que se vuelva a obtener aceite por las almazaras”, ha dicho Valero. Se trata, por tanto, de una situación “inusual” en la que no hay aceite y que ya invita a pensar en la próxima campaña.

Según augura el gerente de la organización agrarias, teniendo en cuenta que en toda la campaña han salido 1,3 millones de toneladas (una media de 110.000 toneladas de aceite al mes), para abastecer al mercado en el periodo 2015-2016 se deberán producir al menos 1,4 millones de toneladas.

“Aunque la próxima cosecha, de la que aún no hay aforos, sea buena, habrá un importante déficit de aceite que se arrastrará durante todo el año”, ha dicho Valero.

En cuanto al resto de datos que ofrece la AICA, destaca una producción a 30 de septiembre de 840.000 toneladas. Las salidas del mes de septiembre fueron algo menores que la media anual, con 92.600 toneladas. De estas, 55.000 fueron para la exportación y 37.000 para el mercado interior.

Con respecto a las existencias actuales, de las apenas 180.000 toneladas que quedan, la gran mayoría (121.900 toneladas) están en manos de los envasadores. En las almazaras españolas apenas hay 56.800 toneladas.