Solicitan un control biológico para luchar contra la avispilla del castaño

450
Andalucía al Día, avispilla del castaño

La Delegación de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y representantes de las organizaciones agrarias Asaja, Coag, UPA y las Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía-Málaga (CAM) han reiterado hoy la exigencia al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de que apruebe de manera urgente la utilización del parásito Torymus sinensis para luchar contra la plaga de la avispilla que afecta a la producción de castaño de la provincia de Málaga.

En la reunión mantenida hoy por parte del grupo de trabajo de coordinación y seguimiento de la avispilla del castaño se ha alertado de que “la no autorización o su retraso” por parte del Ministerio “provocará enormes perjuicios ambientales sobre los castañales andaluces y españoles y socioeconómicos sobre las poblaciones afectadas”.

Los integrantes del grupo de trabajo recuerdan que considerando los antecedentes, los informes oficiales y la documentación científica y técnica disponible relativa a la plaga y a su control biológico, la aprobación de la suelta del Torymus sinensis es esencial para erradicar la plaga.

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, ha subrayado que “el Torymus sinensis ha sido autorizado y aplicado en diversos países de nuestro entorno (Italia, Francia y Portugal, entre otros) con eficacia probada, por lo que dado el estado de evolución de la plaga en la provincia de Málaga y la enorme agresivi-dad de la misma se hace más necesario que nunca que nunca que el Ministerio tome en consideración la voz unánime del sector y la administración autonómica para evitar perjuicios mayores”.

En el pasado mes de junio, Andalucía y Galicia, en el marco de la Comisión Sectorial Forestal celebrada hoy en Madrid, ya solicitaron al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la suelta masiva del parásito Torymus sinensis para lograr erradicar la plaga de la avispilla, que afecta a diversas zonas de castañar de estas comunidades autónomas, entre otras. La propuesta fue aprobada por unanimidad por todas las comunidades autónomas.

La plaga de la avispilla, que afecta fundamentalmente al castañar, pone en peligro una de las principales bases de la economía de las áreas rurales donde se ha localizado el insecto.

La avispilla del castaño es un insecto de la familia de las “avispas de las agallas” (Cinípidos) que afecta exclusivamente a los castaños. Es originario de China, y comenzó a propagarse en 1941 en Japón y en 1963 en Corea. En el continente americano fue detectado en 1974 en EEUU y en Europa en 2002, en Italia. Posteriormente, se ha ido detectando en diferentes estados europeos como Francia, Eslovenia, Suiza, Hungría, Croacia, Holanda, Eslovaquia, Alemania, Republica Checa. En 2012, finalmente, se introdujo en España, concretamente en la Comunidad Autónoma de Cataluña, y desde el pasado año está presente también en Cantabria, Asturias y en los castañares de la provincia de Málaga. Todos los indicios apuntan a que la llegada del insecto está asociada al movimiento de material vegetal afectado procedente de viveros.