Susana Díaz inaugura la nueva UCI pediátrica del Hospital Virgen del Rocío, de más de 800 metros cuadrados

286

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha inaugurado este jueves la nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pediátricos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, unas “instalaciones de primera calidad” que van a constituir “una referencia dentro y fuera” de Andalucía y que se distribuyen en 819 metros cuadrados.

Así lo ha destacado la presidenta en el transcurso de su intervención en dicho acto, donde ha resaltado que en la UCI inaugurada “se mima el trabajo del profesional y la atención, la comunicación y la presencia de las familias” de los pequeños pacientes que en ella ingresan, con espacios reservados para ellos.

El Gobierno andaluz ha invertido 2,5 millones de euros en esta nueva unidad para “dar respuesta con las máximas garantías de calidad, confort e intimidad a unos 600 pacientes cada año”.

Desde la Junta se destaca que los nuevos espacios cuentan “con la más avanzada tecnología de electromedicina y monitorización” y “se distribuyen en 819 metros cuadrados, lo que ha permitido incrementar en más del 50 por ciento la superficie disponible antes de la reforma acometida”.

La ampliación de esta área ha hecho posible que cada menor pueda contar con un espacio individual para su tratamiento y cuidados, así como para poder estar acompañado por un familiar durante 24 horas, de forma que se ha pasado de 16 camas distribuidas en un espacio diáfano a 18 boxes individuales, destinando uno de ellos a la primera atención que requiere un paciente crítico, como puede ser la reanimación cardiopulmonar, por ejemplo. Asimismo, se pasa de una cama destinada a menores en aislamiento a cuatro boxes habilitados para tal fin.

Susana Díaz ha destacado dicha mejora, así como el que la UCI disponga de “una sala de procedimientos, una zona de aislamiento diferenciado y un control exhaustivo por parte de enfermería respecto a toda la planta, y al mismo tiempo a cada uno de los espacios, totalmente digitalizado y monitorizado, incluso en la dispensación de los fármacos y material necesario en cada intervención”.

De esta manera, la reforma integral de la UCI del Hospital Infantil Virgen del Rocío ha sido “la digitalización completa de los espacios, tanto en los asistenciales como los de trabajo de los profesionales y las áreas de farmacia y almacén”, de modo que todos los boxes tienen un monitor individual donde el equipo médico y de enfermería puede consultar la historia clínica y evolución del niño, los resultados de sus pruebas diagnósticas y, en un futuro, prescribir el tratamiento.

Asimismo, desde el control central, que se ubica en el centro del espacio destinado a la asistencia, los profesionales pueden realizar una monitorización centralizada, ya que se tiene acceso en tiempo real a los registros de cada monitor individual.

El equipamiento se completa con grúas eléctricas de techo para movilización y televisores que se han distribuido en función de la asistencia que se va a prestar o del estado de los pacientes. Igualmente, se dispone de tecnología de última generación para poder asistir a los niños en todas sus necesidades; en concreto, “distintas modalidades de ventilación mecánica, técnicas de depuración extrarrenal y oxigenación con membrana extracorpórea”.

La distribución de los espacios permite diferenciar, de igual modo, entre Cuidados Críticos –13 boxes, de los que cuatro son para aislamiento y uno para procedimientos de emergencia– y Cuidados Intermedios (cinco boxes). Ambas áreas cuentan con dotación propia de sala de información a padres, área de trabajo para profesionales, sala de estar, control de personal, aseos, oficios, farmacia y lencería.

Según destaca la Junta, en la reforma “ha primado el diseño de los espacios, dotando de luz natural cada estancia para pequeños y familiares”, así como “se ha tenido en cuenta la confortabilidad para los profesionales sanitarios que trabajan 24 horas los 365 días del año en esta unidad”, algo que ha destacado en su intervención en la inauguración el director médico del Hospital Virgen del Rocío, Juan Luis López.

Igualmente, la nueva UCI incluye una puerta de entrada principal para pacientes y profesionales y una segunda que conecta estos espacios directamente con los quirófanos del Hospital Infantil, “mejorando y agilizando los circuitos de atención y respuesta asistencial”.

“UN ESPACIO DE REFERENCIA”

La presidenta de la Junta ha resaltado que la UCI pediátrica constituye “un espacio de referencia” y va a ser “un ejemplo de cómo trabajar y de cómo queremos que sea nuestro sistema público infantil”.

La UCI del Hospital Virgen del Rocío es una unidad de referencia para procedimientos que revisten mayor gravedad, por lo que acuden pacientes de otras provincias andaluzas, sobre todo en especialidades como vía aérea, Neurocirugía y Quemados, por lo que asiste a menores derivados incluso desde Canarias.

De este modo, se trata de una unidad que atiende a niños en estado crítico por patología médica –infecciosa, respiratoria, cardiaca, oncológica, metabolopatías, enfermedades congénitas o adquiridas severas en fase de descompensación– o quirúrgica, como postoperatorios cardiaco, neuroquirúrgicos, cirugía de la vía aérea, cirugía torácica o trasplantes renales, entre otros. También ingresan menores con patología accidental grave, y el índice de supervivencia de los pacientes “supera el 95 por ciento”.

La plantilla del equipo de Cuidados Críticos está en torno a 100 profesionales, aproximadamente la mitad de la plantilla total de la Unidad de Gestión Clínica de Cuidados Críticos y Urgencias Pediátricas, liderada por María Teresa Alonso. Médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, celadores y personal administrativo, principalmente, ofrecen una asistencia especializada de manera ininterrumpida a través del área de Urgencias –con más de 70.000 asistencias al año– y Cuidados Críticos, más de 600 ingresos. La Unidad está acreditada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, y más de 40 de sus profesionales han acreditado o están en proceso de acreditación de su labor asistencial.

Los profesionales de la Unidad de Cuidados Críticos desarrollan también diferentes líneas de investigación que permiten “avanzar en el conocimiento y abordaje de diferentes enfermedades y complicaciones médico quirúrgicas”.

ACTUACIÓN PLANIFICADA

Las actuaciones llevadas a cabo en la UCI pediátrica forman parte del Plan Funcional de Reforma Integral del Hospital Infantil, en el que se ha invertido más de 15 millones de euros en la última década.

La ejecución de las obras ha requerido de una planificación previa “muy cuidada” debido al carácter de servicio público ininterrumpido que tienen las unidades de cuidados intensivos, además del “volumen de actividad y de complejidad que mantiene el Hospital Virgen del Rocío”.

De este modo, los primeros trabajos se iniciaron a finales de 2011 y se han programado en diferentes fases. Por su parte, el traslado se llevará a cabo “cuando las condiciones de los pacientes y la demanda así lo permitan”.

DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA

La presidenta de la Junta ha concluido su intervención asegurando que desde el Gobierno andaluz se va a prestar “especial atención” para que “siga creciendo y avanzando” el sistema de salud público, que “tiene que prevenir, curar e investigar”, que “es lo que va a hacer competitivo y sostenible a la sanidad pública en el futuro”.

También el director médico del Hospital Virgen del Rocío, Juan Luis López, ha incidido en mostrar su agradecimiento al “compromiso” de los profesionales, algo que “se traslada a los ciudadanos y a los pacientes más frágiles, los niños y sus padres”, según ha valorado antes de destacar que la nueva UCI constituye “un nuevo espacio asistencial mucho más ergonómico”.