Tras pasar por el Festival de Málaga, Sergio & Serguei, ya está en cartelera

663
Sergio_&_Sergei_Tomás_Cao

‘Sergio & Serguéi’, está dirigida por Ernesto Daranas Serrano, coescrita por el propio director y Marta Daranas, y protagonizada por Tomás Cao (Sergio) y Héctor Noas (Serguéi). La película cuenta además con la colaboración especial del actor norteamericano Ron Perlman (“Hellboy”, “El nombre de la rosa”) quien, además de ser uno de los productores ejecutivos de la cinta, interpreta el papel de Peter, un periodista norteamericano que ayudará a los protagonistas. Les acompañan en el reparto Yuliet Cruz, Mario Guerra, Ana Gloria Buduén, Camila Arteche, Armando Miguel Gómez, Idalmis García y Rolando Raimjanov.

Sinopsis

1991. El bloque socialista del que Cuba dependía se desmorona, dando comienzo a una crisis interminable que cambió radicalmente nuestras vidas. “Pese a transcurrir en medio de tan dramática circunstancia, Sergio y Serguéi es una sátira narrada con nostalgia, seguramente porque para mí fueron años casi felices”, exlica Ernesto Daranas.

“Mis hijos -añade- nacieron en tan ‘oportuno’ momento. El dinero que ganaba escribiendo más de cien guiones mensuales de radioteatros no alcanzaba para mantener a mi creciente familia. Fueron necesarias varias sacudidas para que terminara aceptando que debía alternar mi ‘literatura’ con la administración de una destilería clandestina que monté en mi propia casa”.

Sergio es un hombre que se enfrentará, de golpe, a la evidencia de que su doctorado en marxismo (cursado en Moscú) no le va a servir de mucho para sostener a los suyos. “Sergio tendrá que hacer casi lo mismo que me vi obligado a hacer en aquellos duros años, y quiero contar su historia tal como la viví (¿o como la recuerdo?), mostrando la precaria, disparatada y anónima manera en que conseguimos atravesar los momentos más duros de nuestra historia reciente”.

“A Serguéi -explica el director- lo conocí en un encartonado noticiero de la TV cubana. Lo presentaban como el último héroe de aquella URSS que se extinguía, como el hombre que había partido de un país para regresar a otro”. No fue hasta años más tarde cuando descubrió las verdaderas razones que habían prolongado su estancia en el espacio. “Serguéi, como Sergio, había sido burlado por la Historia y me pareció que valía la pena poner a estos dos hombres en contacto”.

Sergio mira hacia el cielo y sabe que la Mir se mueve con su amigo a bordo. “¿Cómo ayudarlo a bajar de una estación que ni siquiera puede ver?”. Serguéi se asoma al ojo de buey de su estación para contemplar el planeta al que desea regresar, no ya para ser el héroe que ha roto el récord de permanencia en el espacio, sino simplemente para volver a ser el hombre que puede abrazar a su esposa y a sus hijos.

Sergio y Serguéi es una tragicomedia del absurdo

La peripecia improbable que unió las vidas de dos náufragos en el final de la guerra fría. Y en un momento de tanto cine tecnológico, pletórico en efectos deslumbrantes, vale la pena plantearse las cosas de otro modo. “Por eso, el cosmos que me interesa es mucho más humano que efectista. No había glamour alguno en la Mir; tampoco lo había en nuestras vidas, marcadas por la intolerancia, el dogmatismo, la resignación y la pobreza. ¿Cómo es posible entonces que siga encontrando tanta belleza en lo que me rodea? ¿Por qué no pierdo la esperanza de que lograremos reencontrarnos con lo que realmente somos como nación y como pueblo?”