‘Tres cosas’, una divertida comedia “que consigue que el espectador esté todo el tiempo con una sonrisa en el rostro”

146
https://andaluciaaldia.es/tres-cosas-estreno-absoluto-sala-cero

Parece que los tiempos que corren no acompañan a las preocupaciones de la propia sociedad, al menos en cuanto a relaciones de pareja se refiere. Quiero decir que vivimos una época de gran liberación sexual, pero de muy poco compromiso personal. Sin embargo, nos siguen interesando las historias de amor, seguramente porque todos nosotros queremos, aunque solo sea en el fondo de nuestra alma, enamorarnos, experimentar la intensa dicha de compartir nuestra vida con otra persona cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío, como diría Cernuda. Pero también en el fondo de nuestra alma, esa meta nos aterra: el compromiso, la rutina, la paternidad, el miedo al fracaso.

De esto trata Tres cosas, una adaptación del dramaturgo y guionista Scott Organ llevada a cabo por Bernabé Rico y bajo la dirección de José Pascual. Dani y Cris son los protagonistas de esta comedia ágil y amena, cuyos diálogos mantienen atento al espectador. Su planteamiento recuerda a la serie británica Catastrophe, en la que un norteamericano acaba viviendo con una londinense que ha conocido una noche de copas y a la que tragicómicamente deja embarazada. La serie es mucho más irreverente, soez y descarada, lo cual no quita que también sea una serie comprometida y con mucho contenido humano. Tres cosas, sin embargo, plantea una relación entre dos personajes con mejores intenciones, quizá un poco blancos para los tiempos que corren, donde el amor ha sido vilmente reemplazado por el ciberamor (¿por qué llamarlo ciberamor cuando queremos decir cibersexo?).

Las interpretaciones de Candela Fernández y Elías Sevillano contribuyen a darle ritmo a la obra y a que el espectador esté todo el tiempo con una sonrisa en el rostro, que salpica continuamente con risas. Sin duda tienen oficio estos dos profesionales, como oficio tiene José Pascual, el director que los ha guiado en esta historia de personajes que deben enfrentarse a sus propias contradicciones, y que aborda con honesta naturalidad temas tan  delicados como el aborto. El guion, no obstante, podría haber dotado a estos personajes de mayor peso literario. Los diálogos cumplen perfectamente la máxima del conflicto (un personaje desea algo y el otro personaje desea justo lo contrario, lo cual atrae la atención del espectador). Lo que ocurre es que en ocasiones ese conflicto no ahonda en la personalidad de los personajes y no justifica del todo la evolución de los mismos.

Tres cosas es una comedia divertida y grata que no ofenderá a nadie y que hace pasar un rato muy agradable. Pueden verla en la Sala Cero hasta el próximo 11 de febrero. Teatro de texto y actoral. No se la pierdan, porque van a disfrutarla.