Un 19% de los mayores describe su actual situación económica como difícil o muy difícil

626

Una encuesta realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 2.772 personas de entre 65 y 79 años durante septiembre y octubre de 2020 refleja las dificultades económicas a las que se enfrentan los mayores.

Aunque la calidad de vida de los encuestados es en general buena, lo mismo que sus relaciones sociales y familiares, no ocurre lo mismo cuando se les pregunta por su situación económica: el 19% de los mayores la describe como difícil o muy difícil; y solo uno de cada tres la considera desahogada.

Pero es que sus expectativas económicas de cara al futuro no son mejores, más bien lo contrario: el 33% de los encuestados considera que no podrá vivir cómodamente; un 43% no cree que pueda llegar a permitirse servicios de ayuda a domicilio; mientras que el 56% piensa que no podrá pagarse una residencia. Un hecho preocupante si tenemos en cuenta que los encuestados consideran que su situación financiera es el factor que más influye en su calidad de vida.

Además, la falta de autonomía no ayuda. El 23% de los mayores reconoce ya no es capaz de realizar solo las tareas domésticas; que un 16% no es completamente autónomo para hacer la compra; o que un 8% no es capaz de gestionar su dinero sin ayuda. Y eso que la encuesta excluye a los mayores de 79 años, un colectivo con mucha menos autonomía.

En definitiva, la encuesta, publicada en la revista OCU Salud, revela las dificultades económicas a las que se enfrentan muchos mayores, un problema que va a ir a más según los encuestados. De ahí que la organización solicite un refuerzo de los servicios sociales y asistenciales a los mayores por parte de las administraciones públicas, tanto las nacionales, como las autonómicas y locales. Más si cabe durante esta difícil etapa marcada por la pandemia.

Información ampliada en este enlace.