Un Policía Nacional fuera de servicio salva la vida en Arcos de la Frontera a dos niños

Los niños de dos y tres años cruzaban junto a su madre por un paso de peatones cuando el conductor les embistió con el coche

449

Un agente de la Policía Nacional que se encontraba fuera de servicio ha salvado la vida de dos menores que quedaron atrapados bajo un vehículo tras ser atropellados en el municipio de Arcos de la Frontera (Cádiz).

El agente, destinado en la Comisaría Local de Jerez de la Frontera, se encontraba dando un paseo por Arcos de la Frontera cuando observó cómo una madre que cruzaba un paso de peatones junto con sus dos hijos de muy corta edad era arrollada por el conductor de un turismo.

Cuando el agente se aproximó al lugar del atropello comprobó cómo la mujer, que había sido despedida varios metros por el impacto, no contaba con heridas de gravedad pero gritaba insistentemente preguntando por sus hijos que igualmente habían sido arrollados por el vehículo.

El agente impidió que el implicado moviera el vehículo con los niños aún bajo el coche

El agente se percató de que ambos menores habían quedado atrapados en los bajos del turismo y ordenó al conductor, que aún se encontraba dentro del habitáculo del automóvil, que no moviera el coche para evitar provocar mayores lesiones a los menores o incluso la muerte, que apagara el motor y que descendiera del mismo.

Una vez controlada la situación de peligro, el policía pudo ver a los dos niños aún con vida atrapados en los bajos del turismo por lo que solicitó la ayuda de un trabajador del Ayuntamiento de Arcos encargado del control horario de estacionamiento de vehículos para intentar sacar a los dos menores y salvarles la vida.

Dada la posición en la que se encontraban los menores bajo el vehículo, el agente debía rescatarlos cuanto antes debido al riesgo de lesiones que les pudieran causar las partes calientes del motor y el tubo de escape del coche así como por la presión del peso del propio vehículo.

De esta forma, el agente auxiliado por el operario del ayuntamiento, arrancó el paragolpes delantero del coche de forma que quedara abierta una vía por la que poder sacar a ambos niños sin que sufrieran más lesiones y poder ponerles a salvo.

Aplicó primeros auxilios a los menores

Una vez que los menores ya fueron liberados de los bajos del vehículo, el agente procedió a aplicar los primeros auxilios a los niños al mismo tiempo que solicitó por teléfono el auxilio de los servicios de emergencias explicando lo que había ocurrido, la gravedad de los hechos y el número de heridos.

Tanto la madre como los dos pequeños fueron asistidos en el lugar donde ocurrió el atropello por indicativos sanitarios de urgencias del 061 y trasladados al Hospital de Villamartín donde finalmente se recuperaron totalmente de sus heridas.

Por su parte, se ha abierto una investigación del accidente para conocer todos los extremos sobre cómo sucedieron los hechos y determinar el grado de responsabilidad del conductor.