Un total de 1.365 denuncias por presuntos malos tratos o abandono en el teléfono de Atención a Mayores

302
Andalucía al Día, teléfono atención a mayores

El Teléfono de Atención a las Personas Mayores de Andalucía (900 858 381), gestionado por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, ha recibido un total de 3.503 llamadas en lo que va de año 2015, de las que 1.365 (38,97%) fueron de posibles casos de malos tratos o abandono a personas mayores. Así lo ha señalado la consejera María José Sánchez Rubio en comisión parlamentaria.

De estas 1.365 llamadas en las que se denunciaba posible situación de riesgo o abandono, el 91,50% se han producido en el entorno social o familiar de la persona mayor. Un 72% de estas llamadas han sido realizadas por mujeres, mientras que según el rango de edad de la persona afectada, en un 47,77% de los casos es de personas mayores de 80 años, seguido en el 23,44% de personas de entre 76-80 años.

No obstante, la responsable de las políticas sociales en Andalucía ha destacado que “la mayoría de las llamadas que atiende este servicio telefónico gratuito gestionado por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales (2.138 de las 3.503 totales recibidas en 2015) tiene que ver con consultas informativas de las personas mayores, lo que supone el 61,03%”. Del total de llamadas recibidas, el mayor volumen se han realizado desde la provincia de Sevilla con un 33.80%, seguida de las provincias de Málaga con un 16.30% y de Cádiz con un 12,33%. Son las provincias de Almería (5,42%), Huelva (5,02%) y Jaén (5%) las que han registrado el menor número de llamadas.

En total, desde su creación en octubre de 2006, este número ha recibido 38.410 llamadas procedentes de las ocho provincias andaluzas.

Con este servicio público y gratuito que ofrece la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales se facilita de manera personalizada, las 24 horas del día durante todo el año, por profesionales cualificados información de servicios y recursos dirigidos a las personas mayores. “Un teléfono que tiene como objetivo detectar situaciones de riesgo o maltrato que puedan sufrir las personas mayores y promover su posterior investigación, recoger quejas sobre el funcionamiento de centros de atención especializada e instar a los servicios de inspección correspondientes para su estudio e intervención y facilitar información sobre los servicios y recursos existentes en Andalucía para personas mayores”, ha informado Sánchez Rubio.

Las medidas requeridas para atender cada situación se canalizan a través de las delegaciones territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, con la intervención de los servicios sociales comunitarios, la inspección de servicios sociales o de la Fiscalía, en su caso.