Una mujer sufre un aborto en el hospital y su marido huye con el feto de cuatro meses

722
Andalucía al Día, coche-policia

Agentes de la Policía Nacional recuperaron un feto de cuatro meses que el padre había escondido en el interior de la nevera de su domicilio. Los hechos se desencadenaron cuando se recibió una denuncia en Comisaría en la que personal hospitalario informaba que una mujer de 30 años se personó en urgencias, acompañada de su marido, manifestando que estando en el recinto ferial había comenzado a sangrar vía vaginal y como estaba embarazada de cuatro meses, se encontraba preocupada. Tras realizarle una exploración, fue ingresada en planta.

La mujer sufrió un aborto

De madrugada la mujer sufrió un aborto y expulsó la bolsa y la placenta al exterior. Mientras los especialistas sanitarios atendían a la mujer, el marido aprovechó la situación para recoger el feto y emprender la huida.

Los responsables sanitarios decidieron en ese momento poner los hechos en conocimiento de la Policía, debido a lo inusual de la situación y a que existe un protocolo de tratamiento de las muestras biológicas, que prohíbe sacar del recinto hospitalario restos orgánicos de ningún tipo sin el permiso expreso de estos centros.

La Policía recupera el feto

Iniciadas investigaciones por parte de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Granada, tendentes a la localización del presunto autor de estos hechos y realizadas ciertas comprobaciones, los agentes procedieron a la localización del marido, quien había escondido al feto en la nevera, alegando que era su hijo.

Ante estos hechos, los policías recuperaron el feto de cuatro meses y procedieron a su devolución al centro hospitalario, poniendo estos hechos de inmediato en conocimiento de la autoridad judicial.