Una persona detenida por vender anabolizantes y sustancias prohibidas a deportistas y usuarios de gimnasios

690
Andalucía al Día, San Fernando Anabolizantes

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven que presuntamente se dedicaba a la compra de sustancias dopantes a través de internet, para luego distribuirlas entre sus amigos y conocidos que practicaban actividades deportivas de alto rendimiento. Este tipo de productos en la mayoría de los casos producen efectos adversos en sus consumidores y ocasionan un grave peligro para la salud.

La investigación se inició tras recabar información en el marco de una actuación contra el menudeo de droga en la ciudad de San Fernando (Cádiz). Los agentes del grupo de estupefacientes de la Comisaría de San Fernando observaron como un joven residente en Chiclana de la Frontera se trasladaba hasta la ciudad para realizar entregas de anabolizantes y medicamentos a usuarios de gimnasios.

Fruto de las gestiones y vigilancias realizadas sobre el investigado fue interceptado cuando recogía un paquete en una empresa de envíos de paquetería. Una vez identificado plenamente, los agentes hallaron en poder del detenido 49 cajas de distintos tipos de anabolizantes y fármacos valorados en mil euros, así como dinero en efectivo y dos jeringuillas.

La investigación continua abierta para esclarecer el origen de dichas sustancias así como la identificación de las personas que proporcionaban las sustancias dopantes a través de internet.

Riesgos para la salud

Con la desactivación de este punto de distribución de sustancias anabolizantes se ha evitado que llegaran a utilizarse estas sustancias, que pueden llegar a poner en peligro la vida de cualquier deportista que las consuma sin la preceptiva receta y supervisión médica.

El consumo de esteroides anabolizantes, entre otros males, puede provocar trastornos hepáticos como la hepatitis, ictericia y el cáncer hepático; ginecomastia, hipercolesterolemia, trastornos en la erección e inhibición de la producción de espermatozoides, deformaciones mórbidas del corazón, aumento del riesgo de sufrir derrame cerebral, e incluso efectos psicológicos como episodios psicóticos, hipo y/o hipermanía y depresiones que pueden desembocar en suicidios. Estos medicamentos son altamente dañinos para el organismo cuando son utilizados con fines no terapéuticos.

La investigación ha sido desarrollada por agentes de la Comisaría de San Fernando Cádiz, adscritos al grupo de estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial.