Valeriano López dirige ‘La gitana superdotá’, adaptación libertina de La Gitanilla de Cervantes

Este viernes 13 de mayo en el Teatro Alhambra de Granada a las 21.00h

597
Andalucía al Día, La gitana superdotá

Este proyecto nació como un relato de ficción para el sello discográfico Grupo de Fe: el del lanzamiento del single de vinilo de la muy conocida Gitana Superdotá, a la que el autor pone cuerpo y la cantaora Ana Sola voz. Pero el disco solo será un acontecimiento engarzado en el hilo narrativo que ha acabado configurando este espectáculo.

La Gitana superdotá es una derivación del interés que Valeriano López viene demostrando por las pedagogías críticas y su radical oposición al sistema educativo actual, como pudo verse en su exposición Secuela Pública (Galería Juana de Aizpuru, Madrid 2013).

Tampoco es la primera vez que ha trabajado con o sobre los gitanos. En su corto documental Me duele el Chocho (2002), el dolor de España unamuniano se pone en boca de los integrantes de una comunidad gitana extremadamente marginada para denunciar cómo, a lo largo de la historia, se les ha negado el lenguaje y la palabra.

Ahora llega al Teatro Alhambra de Granada la Gitana Superdotá -y sobradamente prepará- a poner patas arriba las instituciones académicas parodiando y performatizando dos formatos eminentemente académicos: la conferencia y la conversación con una eminencia. Pero no solo eso, también se parodia la propia conferencia performativa, que quizá sea una de las prácticas apropiativas más en auge en los últimos años. Por tanto, no se trataría de una adaptación de La Gitanilla, sino de una apropiación o como poco, una adaptación libertina, o más bien libertaria, a tenor del libro de cabecera de la protagonista.

La Gitana Superdotá hace suyas las ideas anarquistas de Bey, reivindica la defensa de la libertad en la obra de Cervantes, secunda a Paul Lafargue y su derecho a la pereza, cita a Gide para hablar de la familia, nos habla de racismo, amor, trabajo, educación, religión, sexo, arte, filosofía, compromiso político… Ella y su troupe no dejan títere con cabeza y, entre bailes, canciones y conversaciones, ponen patas arriba el mundo payo y los valores que lo sustentan.