Viaje al ártico de la mano del perro en el Palacio Martín Carpena

El 24 de mayo podrá visitarse una muestra de las dos expediciones que Manuel Calvo ha dirigido a este extremo del planeta

528
Andalucía al Día, DESAFIO ARTICO

Conocer la historia y la cultura del perro, especialmente en el territorio ártico son los objetivos de la muestra que podrán disfrutar los malagueños el próximo 24 de mayo en el Palacio de los Deportes Martín Carpena.

La concejala de Deportes del Ayuntamiento, Elisa Pérez de Siles, y el coordinador de las dos expediciones “Desafío Ártico Maratón Dog”, Manuel Calvo, han presentado esta mañana esta muestra y jornada de puertas abiertas, dirigida a escolares y mayores y en la que se proyectarán videos y fotografías inéditas de los desafíos árticos 2015 y 2016. El expedicionario, el historiador Rafael Fernández de Zafra y el veterinario Benjamín Sánchez contarán cada uno sus experiencias y conocimientos sobre los perros del hielo.

El 30 de marzo de este año, partió Manuel Calvo, junto a dos compañeros más hacia el Ártico, con el fin de estudiar en profundidad el papel del perro groenlandés y sus variantes en la raza, junto a un veterinario, tomando muestras para las Universidades de Málaga y Barcelona; ha realizado la “Ruta de Nanook”, la ruta del oso polar desde el sur hacia la costa Este del Océano Glaciar y sus islas, en dos trineos de diez perros cada uno de ellos y dos esquimales guía.

En este acto, Calvo ha entregado una bandera a la concejala, como representante del Ayuntamiento de Málaga tras esta ruta en la que se ha llevado durante 15 días y 400 kilómetros el nombre de nuestra ciudad. También han asistido a este acto el deportista malagueño y padrino de esa expedición, Borja Vivas, y el gerente de la sociedad Málaga, Deporte y Eventos, José del Río.

La jornada de puertas abiertas del 24 de mayo comenzará a las 10:30 horas y, en ella, Manuel Calvo narrará sus experiencias de estas dos expediciones, el abogado, historiador del mundo canino y secretario de Maratón Dog, Rafael Fernández de Zafra, hablará sobre la historia y la cultura del perro y el veterinario Benjamín Sánchez charlará sobre salud y bienestar animal.

Al final de la muestra, podrá contemplarse una exhibición de adestramiento y educación canina, a cargo de la Escuela Municipal Canina Quercus y se exhibirá una réplica a tamaño real del trineo utilizado en la expedición, el cual se utlizará como Photocall donde podrá posar todo el que los desee y llevarse una foto impresa gratis.

El Desafío Ártico 2016 partió desde el aeropuerto de Málaga para al llegar a Kulusut (Sur de Groenlandia) y desde allí, emprender un viaje de 15 días sobre el mar helado, la banquisa, en condiciones climatológicas extremas, hasta la costa este, completando un total de 400 kilómetros, en las que se ha estudiado la figura del perro y su vínculo con el ser humano en el sur de Groenlandia y se tomaron muestras para examinar las variantes genéticas respecto a sus hermanos del norte y completar datos de los mismos, así como su especial con el hombre en esas latitudes.

La aventura se realizó con los mismos usos y medios de antaño, entre témpanos, icebergs, islas escarpadas y grandes glaciares. Se usaron desde los trineos (el perro groenlandés es el gran aliado del hombre allí) hasta kayaks de piel, durmiendo en refugios de cazadores Inuit o en tiendas instaladas sobre el trineo, para seguir la ruta del Sur del oso polar y la foca, animal este último sin el que no habría vida en el Polo.

Durante esta ruta se recogió valiosa información de carácter científico, además de un extenso material fotográfico, a fin de realizar una exposición didáctica, donde poder mostrar el estado más puro del mejor amigo del hombre donde no podría haber sobrevivido a lo largo de los siglos sin la ayuda de sus perros. También se realizaron fotos en un colegio a los niños del Ártico para mostrar su forma de vida a los niños europeos.

El pasado año, Manuel Calvo emprendió con éxito la expedición por la histórica “Ruta del Narval” (unos 300 kms), en compañía de un Esquimal Inuit en el clima más radical del planeta, llevando como único medio de transporte un trineo tirado por 16 perros autóctonos groenlandeses en el Gran Norte del Océano Glaciar Ártico; fueron quince días de convivencia en plenitud con la naturaleza extrema: el hombre y el perro en estado puro.