Villalobos solicita una convocatoria que permita a las diputaciones liderar un proyecto común para los municipios menores de 20 mil habitantes

427
Andalucía al Día, FEMP

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, solicitará al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, competente en la próxima convocatoria del paquete de fondos FEDER relacionados con la economía baja en carbono para entidades locales, que ‘se adecue la convocatoria para optar a estos fondos de forma que las diputaciones puedan liderar un proyecto común para los municipios menores de 20 mil habitantes’.

Esa fue la postura que expuso Villalobos en la última Comisión Ejecutiva de la FAMP, en la que el presidente de esta Federación y de la entidad provincial sevillana alertó de ‘determinados planteamientos que no benefician a los pueblos pequeños a la hora de plantearse acudir a la convocatoria de estos fondos relacionados con proyectos que potencian una economía baja en carbono en clave local’.

Dicha señal de alarma la formula Villalobos tras conocer que, en el primer borrador de la convocatoria que el gobierno central prepara para recibir proyectos de los ayuntamientos y diputaciones de toda España en torno a las reducciones de CO2, el ejecutivo pretende limitar a un máximo de 5 millones de euros la cantidad subvencionable en cada caso.

Según el presidente de la entidad provincial sevillana, ‘dicha limitación supone un obstáculo de salida muy importante, ya que esa cantidad se muestra insuficiente para aglutinar una iniciativa que recoja las necesidades de 89 municipios menores de 20 mil habitantes, por poner solo el caso de nuestra provincia’.

Más concretamente, Villalobos ha explicado que ‘ese tope de 5 millones tiene un efecto doblemente limitante, ya que es una cantidad insuficiente si son las diputaciones quienes presentan el proyecto en nombre de los pequeños municipios y, además, si son los propios municipios los que concurren, se da un cuádruple escollo’.

‘Por un lado, los municipios menores de 20 mil habitantes se encontrarían con un grave problema de tesorería, ya que los fondos FEDER se abonan tras certificación de las obras y, durante la ejecución de la misma, los pequeños municipios no podrían hacer frente a pagos de proyectos por adelantado’, ha aclarado el mandatario provincial.

Segundo, y según Villalobos, ‘los Ayuntamientos tendrían un problema de solvencia, ya que si son ellos los que solicitan el proyecto, tienen que confinanciar el 25% y supondría un socavón en sus arcas’. También considera el regidor que ‘habría una insuficiencia de recursos técnicos para acometer los proyectos, ya que los Ayuntamientos pequeños no tienen recursos técnicos suficientes para redactar y hacer este tipo de iniciativas, por lo que terminarán tirando de las diputaciones para ello’.

Y finalmente, ‘también estaríamos ante una oportunidad perdida para generar ahorro, ya que no es lo mismo que un Ayuntamiento licite un proyecto pequeño que, en cambio, una diputación como por ejemplo la de Sevilla saque a licitación suministros y servicios para un conjunto de 89 consistorios’.

Frente a todos esos inconvenientes, Villalobos opina que ‘el cuádruple escollo se salva automáticamente si son las Diputaciones las que solicitan los proyectos porque dichas entidades tienen tesorería, solvencia, recursos humanos y, además, pueden ahorrar en los importes a la hora de la licitación’.

Es por lo que el presidente de la corporación intermunicipal sevillana considera que ‘el Ministerio debe reconsiderar su propuesta de limitar a 5 millones de euros el importe máximo por solicitud en las iniciativas FEDER que fomenten la economía baja en carbono’.

‘En esa línea, tras abordarlo la pasada semana en la FAMP, vamos a abundar también desde la FEMP para que así se tenga en cuenta porque, en el reparto de esos 507 millones de euros, los pequeños municipios tienen una mayor capacidad para captar fondos si van de la mano de las diputaciones y, para ello, necesitamos proyectos potentes, con más presupuesto que el que ahora se establece como tope’, ha anunciado Villalobos.


60 millones solicitados en la anterior convocatoria FEDER

En torno a la estrategia FEDER de la Diputación de Sevilla, hay que recordar también que esta entidad concurrió con cuatro iniciativas a la primera convocatoria que abrió el Ministerio, relacionada con las estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado y cuyo plazo de presentación de proyectos expiró el pasado 13 de enero, con un montante global de 1.027 millones de euros.

Concretamente, al corporación intermunicipal ha elaborado proyectos para las zonas de Aljarafe 1 o primera corona metropolitana, con 20 municipios y casi 300 mil habitantes; Aljarafe 2 o segunda corona metropolitana, con 11 municipios y en torno a 70 mil habitantes; Área de Morón, englobando a 8 municipios y más de 90 mil habitantes; y por último, Área de Lebrija, con 3 municipios y más de 50 mil habitantes.

En los cuatro casos, el soporte común que ensambla a dichas iniciativas son las TICs, haciendo hincapié después en ámbitos diferentes. En Aljarafe 1 la propuesta se centra en movilidad; Aljarafe 2 en medio ambiente y movilidad; y las áreas de Morón y Lebrija plantean iniciativas en medio ambiente e inclusión social.

Bajo la exigencia de contar con un municipio de más de 20 mil, son 42 municipios los que han optado a esta convocatoria, bajo el paraguas de Diputación, con un importe solicitado de 15 millones de euros por cada una de las áreas urbanas funcionales, lo que supone un montante global de 60 millones de euros, a los que habrá que añadir otros 15 de cofinanciación de la Diputación.